Tag Archives: Victoriano-Lorenzo

Un Trasfondo Histórico de los Eventos Precedentes al 1903

Antes de continuar con nuestra historia de nuestros ancestros, los negros Westindian, en eso de como habían llegado a tener ese papel tan importante en la construcción de tan magnas obras de sus tiempos debemos aquí hacer pausa para darnos momentos de reflexionar sobre esos señores y sus tiempos.

Nos dirigimos a los tiempos en que el país de Panamá había cursado por mas de los 82 años de estar aliado y gobernado por administradores de ideales centralistas, y a la vez tan colonialista como los gobiernos Europeos de esos entonces. Habría que recordar que el gobierno y reino Español había abandonado la lucha por sus colonias en México y Centroamérica en 1821. Para nosotros, los historiadores, y los que somos aficionados a la historia de las Américas, a estas alturas hemos de recabar las versiones de lo que había ocurrido en verdad con nuestros ancestros. Debemos rastrear, como investigadores privados, a criminales encubiertos que hasta nuestros días nos han llegado pintados de glorias inmerecidas.

Así que aquel día 15 de mayo de 1903 en que se había llegado a acordar ceremonia de fusilamiento de uno de los hijos de las Américas Indianas, uno de los verdaderos luchadores por la real libertad panameña como era nuestro General Victoriano Lorenzo, nos ha llegado a entristecer todavía, mientras requerimos a gritos que ese día anualmente sea aniversario apto de celebrar. Derramaremos llantos de recuerdo por ese prócer y padre de nuestra nacionalidad Indiana y demos honor a lo nuestro.

Victoriano Lorenzo había pactado con un pueblo panameño que desde sus raíces sufría afrentas, entregándose a la patria Panameña Libertad y Soberanía. En esos momentos de sus ejecución, sus ultimas palabras fueron, “Yo muero como Jesucristo.” En cambio sus enemigos y enemigos de la patria parecieran no ser ni cristianos sino enemigos de la patria y la Panameñidad. Como enemigos declarados parecían estar anunciando de las gentes panameñas, porque la historia nos asegura sus acciones que eran la de hacer regalos de tierras, aguas, minas y hasta la entrega de la patria misma a cambio de muy por poco dinero. Sin remordimientos han de llegar a nuestros días, sin derramar ni una lágrima de cocodrilo por uno de los suyos. Por lo menos esa Asamblea Legislativa de turno ese 30 de enero de 1966 ha legislado que el ciudadano Victoriano Lorenzo, héroe y mártir, ilustre ciudadano de la patria Istmeña Panamá.

Mas de 104 años habrían de pasar de esos hechos vergonzosos en cambio por lo menos se ha empezado a despertar de la modorra social y política para que se pueda dar a ese divinal Panameño su lugar entre los dignos de ser Panameños. Además, de por fin pueda un niño hoy un hombre casi anciano poder escribir y alabar a los de su etnia Negra.

Al fin ha podido este su servidor ver con sus propios ojos un editorial en uno de los medios informativos de la Asamblea Legislativa que nos informa: “La Asamblea Nacional mediante la ley 9 (del año) 2000, reconoce el día 30 de mayo de cada año, día cívico y de “Conmemoración de la Etnia Negra Nacional,” que se celebrara en todo el territorio de la República con el propósito de resaltar sus valores y aportes a la cultura y al desarrollo del País.”

En esos años entre 1889 y 1903 los exclusivistas Colombianos y Panameños habían pactado en secreto pacto de hermandad de logia, o sociedades secretas, que los protegiera a ellos y a sus tribus sin que incluyera a las gentes humildes obreras y campesinas. Lo habían estado haciendo sin importarles hasta el sol de hoy, el hambre, la miseria y las humillaciones que habría de derramar sobre toda una población Indiada sufrida como era toda una nación panameña, y que duraría por más de los 99 años pactados.

Había resultado todo como los de las elites habían proscrito, y ellos serían los nuevos dueños y señores de la patria. Esos serían nuestros próceres a quienes durante mas de 60 años no conoceríamos verdaderamente. Sería entonces que para nosotros resultarían ser tan solo títeres de lo pactado en ese buque de guerra en ese año de 1903.