Tag Archives: peleas callejeras en Panamá

Pelea o Corre

A pesar de que me había convencido a mí mismo de rendición adecuada en mi defensa, como la lucha avanzaba comencé a sentirme avergonzado ya que empecé comencé a sentir que estaba perdiendo la pelea y seguramente tendría que luchar con este chico de once años de nuevo en algún momento en el futuro. Continue reading

Figurina

Ojalá existieran las clases que existen hoy para enseñarme como noquear mi oponente. Imagen y artículo.

Ojalá existieran las clases que existen hoy para enseñarme como noquear mi oponente. Imagen y artículo.

Figurina, el gran y duro chico callejero Westindian, se detiene repentinamente y se aleja de los stands, aparentemente avergonzado, y reanuda su persecución de a sus amigos del barrio. Insatisfechos con el espectáculo, la gente sentada allí ese día continúan alentando la bronca comenzando a entonar, “¡Vuelve, Figurina, ese pelao no te puede vencer”! Continue reading

Mi Primer Encuentro con la Lucha Callejera

Estadioolimpico03

Estadio Olímpico de Panamá, en 1938 al inaugurarse. Imagen gracias a La Prensa.

A mi padre, como he dicho antes, le fascinaban las aves y me recuerdo que había instalado un palomar en alguna parte. Sin embargo, durante este tiempo, su afán por la caza, incluyendo grandes aves silvestres como el hermoso faisán tropical que abundaba en Panamá, se comenzaba a disminuir y solía traerlas a casa llenas de perdigones.  De pronto, un día, trae a casa una caja llena de pollitos amarillos y los coloca debajo de la cama con una bombilla de luz para mantenerlos caliente. Tampoco podía faltar su fuentesita de agua con su medicina roja contra el moquillo. Pronto se convirtió en nuestro trabajo cuidar a los polluelos como los niños de la casa. Continue reading

A Puñetazo Limpio

Escuela Pedro J. Sosa. Hoy por hoy, no ha cambiado.

En nuestro nuevo entorno continué conociendo a la gran mayoría de los chicos de mi edad a quienes me había adaptado desde el edificio 29-47 de la calle Mariano Arosemena y la mayoría de los niños que vivían en la contigua Calle “S” incluyendo los adolescentes de mayor edad. Continue reading