Tag Archives: Padrón-de-Plata

El Control Social y los Mecanismos para Enfrentarlo

La valla de ciclón que cerca “ el Cementerio Americano de Corozal”
es aun hoy recordatorio de las cercas de ciclón en toda la Zona del Canal.

Mientras que nuestra historia de la gente de la Nómina de Plata es revelada, esta época de su existencia laboral se volvería crucial para su primera generación de descendientes. La primera generación de jóvenes Westindian desarrollan sus propios mecanismos para hacerle frente a una fuerza controladora que se vuelve progresivamente más estricta apretando sistemáticamente el control social impuesto por las autoridades de la Zona del Canal de Panamá. Esta juventud había nacido en un sistema que los rechazaba desde el nacimiento hasta sepulcro, ellos, naturalmente, encuentran maneras creativas así como maneras directas e indirectas para contrarrestar los embates de estas fuerzas negativas en sus vidas. Muchos iban a ejercer simplemente la elección de no trabajar en la zona del canal como su forma de contrarrestar esas nefastas condiciones de control a su persona.

Esa etiqueta de pertenecer al “Padrón de Plata” que los identificaba y los degradaba para así limitarles como personas, para ellos era un tratamiento que las personas ancianas de su sociedad como sus padres habían experimentado de primera mano desde los albores de su historia comenzando en el año de 1850. Para esos momentos de la historia en que esta generación de adolescentes alcanzaba ser de la primera generación, durante los años de ese vigésimo siglo, muchos no estuviera tan dispuestos a estar aceptando estos tratamientos que marcaban ese estándar doble, especialmente cuando estuvieron notando el cómo los adolescentes de la raza blanca estadounidense de sus misma edades parecían gozarse estar observando que los degradaran en esa misma Zona del Canal norte americana.

Entre tanto iban a estar encontrando que en el lado Panameño, que hacía de frontera con la muy visible cerca, no sería de mucha diferencia en sus tratos y opiniones de esos Negros o descendientes de la raza Africana, que ellos como “Latinos,” estuvieron haciendo muy pocos esfuerzos de llegar a conocer o de tratar de entender. Eran en cambio esos quienes estuvieron entre ellos, como agentes del reino humano e habían estado funcionando como peones laborando, criando familias, además de estar viviendo con ellos como vecinos. Habían en esos entonces estado contribuyendo en gran parte a la economía, adorado a Dios con ellos, desde mucho antes de la era republicana cuando estuvieron en su mayoría albergados en los montes aledaños a las urbes.

Los Westindian o Jamaicanos estaban de ambos lados del cerco o frontera legendaria, cerca muy visible como esa valla de ciclón que el gobierno americano de la Zona del Canal había construido alrededor del perímetro de esa Zona del Canal. Entre tanto eran frecuentemente las visitas y los intercambios de ensambles para reuniones en las casonas de viviendas familiares que cada uno se hacían. Las reuniones para misas y otros asuntos se hacían también en las iglesias, los deportes y los clubes sociales y otras actividades de hospitalidad y de timbre sociales eran frecuentes.

Hablando de la juventud, los bailes en que asistían grandes grupos de jóvenes eran frecuentes a ambos lados de la cerca que marcaba el lado de Panamá y la Zona del Canal. En esa Zona del Canal para Negros se recibían juventudes negras, algunos que mucho más adelante en ese siglo, se iban a estar encontrando atendiendo ese mismo sistema publico educativo Panameño.

Eran tiempos en que el sistema americano segregacionista tenía control férreo de todas las fases de vida en todo los EE.UU. y que las fuerzas armadas y el sistema judicial que habían implantado en la Zona del Canal de Panamá no iba a escapar estar bajo esas políticas respectivas de control social y de gobierno. En este sistema se utilizaría todas las energías para segregar a los empleados negros aunque fueran muy necesario para sus funcionamientos a diario. Segregados hasta estuvieron de otra persona de color que fuesen de cualquier otra parte del mundo conocido y que fuese empleado bajo su sistema. La segregación racial se convirtió en una forma de vida en esa zona, un sistema diseñado especialmente para la degradación y control de tanto los profesionales negros de los Estados Unidos (ciudadanos americanos) como los Westindian.

Hasta esos momentos de la historia los gobiernos sucesivos de la Zona del Canal habían asignado recursos económicos para la educación de los niños norteamericanos de raza blanca, todos por supuesto en escuelas de la Planilla del Oro, mientras que las escuelas de la planilla de plata o negras también habían comenzado a emerger dentro de los asentamientos de los Negros de la Zona del Canal, en esos mismos tiempos. En nuestra siguientes entregas cavaremos lo de la evolución de las escuelas Silver, “del Padrón de Plata,” que desde su inserción en el sistema segregado seria parte integro del paquete de control social, y que existían alrededor de los límites de la zona del Canal de Panamá designado para los de la nomina de “Oro.”

Esta historia continúa.