Tag Archives: Hospital Gorgas

El Dr. Fairweather y los Doctores Espirituales

Estaba yo, de hecho , aprendiendo mucho sobre todo de mi Etnia panameña, en especial de los llamados Westindian a los pies de mi Mamí abuela y recordaba que era viernes. Aquella época fue período, cuando ella todavía estuvo trabajando a tiempo completo todos los días de la semana. Continue reading

“Back Punch” -El Gran Espaldazo 2da Parte

Imagen gracias a healthtap.com

El fluido vital extraído de los trabajadores Afro Antillanos entonces sigue su recorrido después de ser escudriñado en el Instituto Tuskegee y, como mencionamos, pasa a ser enviado a Suiza donde, finalmente, forma el principal ingrediente en una pócima para ser vendido en el mercado internacional. Continue reading

“Back Punch” -El Gran Espaldazo 1ra Parte

Fluido espinal sustraído de un paciente negro en una punción lumbar. Es un procedimiento terrible, doloroso y extremadamente peligroso.

De las muchas prácticas llevadas a cabo por los administradores norteamericanos del Canal de Panamá en lo que concierne a los empleados varones del Silver Roll, probablemente uno de los más cuestionados y menos investigados fue el famoso “Back Punch” que llamamos en español “El Gran Espaldazo”. Continue reading

Solo un Accidente

Vieja foto del Hospital Gorgas

Apresado por esos dos extraños no podía contener el llanto y les imploraba a toda la gente Westindian que salía del comisariato que me ayudaran; todo en vano ya que me echaban una mirada perpleja sin signos de compasión por un niño asustado y desesperado. Tampoco se movieron para investigar esta insólita escena de un niño negrito gritando y pataleando siendo sostenido por un par de hombres que, aparentemente él desconocía. Continue reading

Otro Angelito Nos Visita

Imagen

Durante esta etapa de nuestra infancia pareciera que mi hermana menor, Aminta, era más astuta que yo. A menudo se buscaba algún lugar a lo largo del día para estar tranquila fuera de nuestra habitación.  Entretanto, yo estaría disponible para madre y eso cuando ella decidía quedarse en casa. A mi padre solo veía en las tardes cuando regresaba de su trabajo en La Zona. Incluso, a esa tierna edad yo me sentía abrumado por los acontecimientos en mi casa. Un niño solitario con pocas personas con quien conversar yo, sin embargo, tenía a mi hermana Aminta. Continue reading