Tag Archives: esclavitud

El Católico

La Virgen de la gruta de la Iglesia del Cristo Rey me traía tanta paz de niño.

La Virgen de la gruta de la Iglesia del Cristo Rey me traía tanta paz de niño.

Desde las primeras terribles experiencias con ese lado paterno de nuestro  árbol genealógico con sus funesto estilo de crianza de niños, inevitablemente desarrolle sentimientos de indiferencia para con ellos,  y hasta deseaba con todo mi ser verme separado de todos de esa primera generación de mi raza Westindian. Las crueles golpizas de las cuales mi padre había hecho llover sobre mi persona, iba a llegar a ser tan solo la introducción a nocivos y continuos sentimientos de estar desprotegido. Razonaba yo en esos tiempos que aquel  divorcio entre mis padres había generado tales tratamientos desde el principio y que luego había provocado esa crudeza de propinarme palizas; a  insistencia de mi joven Tía Gwendolyn. Continue reading

El Cristo Negro de Portobelo: Impresiones que Perduran

Imagen

Ahora que la celebración anual del Cristo Negro de Portobelo empieza a entrar en la psiquis colectiva de Panamá, comienzo a dibujar imágenes mentales así como un artista de una escena íntima de nuestro folclore y el patrimonio espiritual que es tan panameño.  Continue reading

La Celebración de la Etnia Negra en Panamá

Vista del Desfile de la Etnia Negra en Colón.
Imagen gracias al talentuoso artista y fotógrafo
Quintín Aguilar M.. Disfrute de sus impresionantes
galerías de imagenes aqui.


El hecho de pertenecer a la
Etnia Negra Panameña que se ha celebrado anualmente el 30 de mayo, no quiere decir que el resto del año en Panamá no podamos ahora tener motivo de vestir día a día con los atuendos de nuestra etnia. Eso demostraría a toda la población de que esas celebraciones anuales tienen un lugar permanente en nuestro país y además demostrar nuestro orgullo por nuestro aporte a la diversidad cultural.

Sin embargo, hay una historia especial detrás del reconocimiento de nuestra identidad étnica negada, hasta por nosotros mismos que por tanto tiempo. La verdad es que todavía nos menospreciamos y entre nuestras etnias olvidadas creamos hitos de hasta quienes somos los que llevamos mas o memos sangre “Española” por las venas para creernos los mejores del grupo Africano o africanizado.

En cambio entre los desprestigiados “Esclavos” de antaño esclavista de hasta el siglo XIX y XX iba a resultar que unos de sus descendientes iba a resultar persona responsable de iniciar los acontecimientos que culminarían en que se reconozca nacionalmente y se celebre esa fecha mencionada del 30 de mayo como día de la Etnia Negra. El Señor Dios de la Justicia iba a hacer que ese proviniese de la Provincia de Chiriqui y que el fondo histórico detrás de esas celebraciones llegase a ser un día festivo nacional, destacando la abolición de la esclavitud en el año de nuestro Señor de 1851. Esa real “Libertad” por que el “Libertador” Simón Bolívar había llegado a estar luchando para luego ser decepcionado hasta en nuestro país Panamá en 1826, cuando durante el período en que nuestro pequeño Panamá estuvo unido en hermandad al país de Colombia, formando entonces el llamado Nueva Granada y la Gran Colombia.

“¡Somos libres!” No fueron palabras que iban a poder los de nuestra etnia pronunciar plenamente hasta que el gobierno de Panamá por medio de la Ley Número 9 del 30 de mayo de 2000 estableciera, oficialmente esa fecha anual para la celebración del día de nuestros grupos étnicos de ciudadanos negros nacionales. En cambio la idea original para esta celebración, iba a nacer de la inspiración y visión de uno de los hijos nativos de Panamá, oriundo de esa horda de obreros que llegarían a trabajar en el Silver Roll Americano de la Zona del Canal de Panamá. Entre tanto años iban a pasar hasta que la Provincia de Chiriqui, en el área de La Arena del distrito de Puerto Armuelles viera aparecer al Honorable Claral Richards Thompson. Ese que iba a estar casi a solas trabajando para ver ese día de la Gran Libertad, en que negros pudiesen adornarse con los atuendos vistosos de su África olvidada.

De humilde cuna era ese lanzador de disco de raza Afro Panameña declarado campeón durante los Primeros Juegos Nacionales del año de 1955, en el cual representó a la República de Panamá. Iba también tener el honor de representar al país como lanzador de béisbol y firmar contrato con el equipo de los Gigantes de San Francisco de la ligas menores como jugador profesional. Es de notar que todos esos años de su historia deportiva tuvo que laborar a la vez que se esmeraba a ser atleta excepcional, y que hasta la fecha de su jubilación, iba fungir como unos de los supervisores, respetados y queridos, de la compañía bananera de la United Fruit Company, en el área de Puerto Armuelles.

Tanto así era respetado y querido que el Honorable Legislador Osman Gomez, en cumplimiento de promesa de campaña personal, que hizo al Honorable Claral Richards Thompson, tomó materia en el asunto al llegar a la Asamblea Legislativa con el Proyecto de Ley. El Legislador en sus esfuerzos de resolver el paso de la ley, coordinaría de cerca con el precursor y con el comité ad hoc. para logar el paso de esa ley Conmemorativa del Día de los hombres negros y mujeres de la raza negro en Panamá. Lo que llegaría a ser de importante fue la labor abnegada e incansables esfuerzos de todos y en especial del Profesor Elias Colley cuyas investigaciones y documentaciones afirmaron técnicamente esos hechos históricos encontrados en ese primer bosquejo de la ley. Entonces la Comisión de Derechos Humanos del cuerpo legislativo acepta el proyecto de ley para discusión debida de la misma.

Debemos todos los descendientes de la etnia Afro Panameña permitir que nuestro ser mismo silenciosamente tanto a toda voz gritar “¡Por fin somos Libres!” Al observar las valiosas contribuciones de los que componían el Comité ad Hoc. Por su abnegados trabajos en Conmemoración del Día de la Etnia Negra en Panamá, incluyendo mención del director de la Cámara de Comercio Afro Panameña (CAMCAP), La Cooperativa de Ahorros y Crédito de Cristobal, La Sociedad de los Amigos del Museo Afro-Antillano de Panamá (SAMAAP), y otros ciudadanos notables que han hecho posible lo que se ha convertido hoy en ocasión de alegría además que es lo que honra a nuestros antepasados y ciudadanos de ascendencia Afro Panameña.

De modo que el 30 de mayo, el día de nuestro Señor hecho para dedicar y celebrar nuestra permanencia y de anunciar al mundo entero nuestra pertenencia a la honorable Etnia Negra Nacional. Es nuestro deber, primero y principalmente, ser los que con respeto y en paz estar recordando ese día como el que se conmemora no solo una ley que terminaría la práctica de una barbarie y inhumana habito de querer esclavizar a otro ser humano. La Nueva Granada en 1851 vuelve a recordar que fue en el país que hoy llamamos Madre Patria la República de Panamá, que se hizo realidad nuestra real “Libertad.”

Esta serie continúa.

La Evolución de los Distritos Segregados del Silver Roll 1909 – 1920

Imagen de tren turístico del Canal de Panamá gracias a czimages.com

La Ciudad de Colón circa 1910.

Al inicio del 1909 una red protectora invisible se había instalado sobre el área Centroamericana mientras seguían las luchas ideológicas en curso desde 1850 transportadas. Eran entre los que abogaban por mantener cierta forma de esclavitud en la sociedad moderna y los que abogaron sucumbirse a los nuevos ideales del “comunismo” que continuaron revelándose. El esquema protector de los de la EE.UU. que calculaban como nuevos operativos en su nueva área colonial no permitía que ésas “fuerzas exteriores” afectaran a la zona del Canal de Panamá. Continue reading

Claman Por la Cabeza de Piar

Simon Bolívar

El General Simón Bolívar, quien se había vuelto el indiscutible comandante en Jefe de las fuerzas libertadoras de todo un continente americano, había olvidado convenientemente quienes habían sido sus más apegados admiradores. Continue reading

General Manuel Carlos Piar (1782-1817) Su Juventud Inquieta e Idealista

Nuestra historia es del General Manuel Carlos Piar (1782-1817) y ha de comenzar con su nacimiento en la isla de Curazao que queda en el mar Caribe, también conocido como el Mar de las Antillas, casi a un costado del país de Venezuela. Continue reading

Los Antillanos en el Epilogo del Drama de una Era


Para nosotros con sabiduría tardía podemos inferir que los siglos 18 y 19 marcarían una edad tumultuosa para los que se encontraban en los ejércitos de La Libertad en las Américas.

Serían, ciertamente, los tiempos en que la corona Española estuviese bajo la lupa de las coronas europeas quienes no se incluían en las reparticiones de tierras en las Américas. Serían, de hecho, la mayoría de las colonias con un gran número de población esclava que clamaba a gritos por su independencia y se unían a la lucha en contra de la nefasta esclavitud humana.

Sería el 28 de noviembre de 1821 que llegaría la noticia a la elite Panameña de que la corona Española mandaba a la población a que escogiera la clase de gobierno que los guiara en esas horas y en adelante. Los norteamericanos habían estado en tierra panameña desde un poco antes de 1848 y habían apaciguado un poco su sed inagotable por lucrar con la construcción del ferrocarril y con las Bananeras en Chiriqui y Bocas del Toro. Luego, se apegarían a todo lo que ocurría con los franceses quienes les deberían la devolución del ferrocarril que usaron entre 1880 y 1889.

Luego de la turbulenta época de su guerra civil (1860-1865) y la culminación de la colonización de California, el Canal de Panamá, para los norteamericanos, les serviría para suplir su armada hasta que se terminara de excavar el Canal. En todo ese espacio que estuvieron atareados los estadounidenses con sus conflictos bélicos y sus grandes proyectos en Centro América, las gentes de las Antillas también percibían grandes movimientos tantos sociales como políticos, sobretodo para independizarse de la colonización Británica. Sin embargo, para los ciudadanos de la isla de Jamaica no sería hasta la segunda mitad del siglo 20 que realizarían ese sueño de nación independiente.

Entre tanto, ese 3 de noviembre de 1903, el año en que se declararía la independencia de Panamá, llegaría ser fecha de confusión para algunos ciudadanos del arrabal de San Felipe Neri, ya que en ese mismo año ellos habían sido vilmente olvidados con la ejecución del General Victoriano Lorenzo, el jefe indígena quien, prácticamente a solas, había triunfado en esa Guerra de Los Mil Días, que había sido casi perdida en el Puente de Calidonia de la ciudad de Panamá.

En cambio, ese país tan pequeño de población negra llamada Haití, entraría en los anales de la historia como la primera nación de las Américas en sumarse a los rangos de naciones libres del mundo moderno. Haití también sería nación vanguardista entre los que antes eran esclavos, y quienes en ese momento tenían suficiente dinero en sus arcas para donar a la causa del movimiento en contra de la esclavitud en toda las Américas.

Sería en calidad de visitante especial, sin embargo, que el caudillo el General Simón Bolívar, llegaría al diminuto país de negros a resguardarse de los embates de la guerra en Sur América. El caudillo casi no tenía que hacer formal solicitud o petición por grandes contribuciones de dinero ya que su homologo, el presidente de turno, Toussaint Louverture, le entregaría importantes sumas de dinero con tal de que prometiera abolir la esclavitud cuando estuviera liberando territorios en Sudamérica. Aunque dichas contribuciones a la causa de la Libertad, serían entregadas para animar al desanimado General Bolívar, un Venezolano que en esas horas huía y se resguardaba entre sus vecinos negros, no habían dudas de que regresaría al combate, y que, además, liberaría a las gentes esclavizadas de las ideas conservadoras de las elites Españolistas.

Mientras que en Haití, como toda una nación vanguardista nueva, se fundaban escuelas para alfabetizar a las gentes, se abrían hospitales, y se iniciaban obras públicas para dar empleo a los ciudadanos, la guerra libertadora se había vuelto una tarea muy difícil para las tropas criollas. El General Bolívar lograría ganar batallas en Ecuador, Perú y lo que luego se conocería como la nación de Bolivia, mientras que, al culminar los combates fogosos, Bolívar jamás llegaría a repagar esas subvenciones que había recibido del pueblo Haitiano. Al parecer, Simón Bolívar se había olvidado completamente de esos pueblos de negros en el Caribe que le habían extendido la mano hermana y el apoyo financiero. Tampoco se le volvería escuchar tocar el tema ni la palabra “esclavitud.”