Category Archives: música-calypso-en-Panamá

La expresión de la música calipso en Panamá, única entre los Afro-Antillanos.

Preludio de un Cuento de Terror

Una moneda de diez americana- Dime.  Imagen gracias a coinflation.com

Una moneda de diez americana- Dime. Imagen gracias a coinflation.com

Como un adolescente en ciernes yo estaba a punto de terminar la escuela primaria y mis virtudes recién descubiertas de paciencia y la capacidad de mostrar emociones de bienestar, aunque sólo en la superficie, había fomentado un carácter mucho más analítico. Al reflexionar sobre la vida como la conocía también había desarrollado mucha cautela hacia tanto a mi familia como a la comunidad en que vivía. Lo cierto es que a la edad de once años se me hacía difícil confiarme de nadie. Continue reading

Rapsodia Antillana: La Voz Poética de los Afro Antillanos de Panamá

Portada de la nueva antología, Rapsodia Antillana: Selección Bilingüe de Poesía Afroantillana de Panamá.  Compilada y editada por Dr. Luis Wong Vega, Winston Churchill James y Raúl Houlstan.

Portada de la nueva antología, Rapsodia Antillana: Selección Bilingüe de Poesía Afroantillana de Panamá. Compilada y editada por Dr. Luis Wong Vega, Winston Churchill James y Raúl Houlstan.

“Rapsodia: un poema épico o un cantante de los poemas épicos. Obra literaria escrita en un estilo exaltado y apasionado “……. del diccionario de Webster en Ingles

La figura heroica de la Odisea de Homero, Ulises, y su doloroso pero triunfal regreso a Ítaca, su hogar o patria, fue inspiración mía para el título de nuestro blog, Rapsodia Antillana de mi autoría. Desde que empezamos el blog en la Internet en enero de 2007, he sido un poco embelesado con el intento de transmitir mi pasión y alegría en las expresiones del espíritu de mi pueblo, los westindian del archipiélago del Mar Caribe, todos radicados en Panamá desde memoriales épocas de su historia moderna Latino Americana. Continue reading

¡No los Dejaremos Morir!

Usualmente, vínculamos el Ukulele con los viejos artistas Hawaianos como Manuke.

Aquí está "Lord" Byron Downing, uno de nuestros exponentes del Calipso en Panamá.

Luego de recibir la noticia de la muerte de uno de los pocos restantes Calipsonios panameños, “Lord” Byron Downing, nos sentimos aún más motivados y convencidos de la importancia de preservar nuestro maravilloso patrimonio Westindian aquí en Panamá y para todo el mundo. Continue reading

El Reinado de Walter Ferguson- 2da Parte

Walter Ferguson en la portada de su
álbum “Dr. Bombodee”
Imagen gracias a cdbaby.com

Ferguson se considera como el hombre de las mil historias y a través de su irónica y potente expresividad como Calypsonian hemos llegado a conocer a Anancy, Tacuma, Kiaky Brown y, por supuesto, al Doctor Bombodee, todos personajes de su rica creatividad.

De hecho, la letra de Walter Ferguson refleja su característico humor, ironía y, sin duda, su gran sinceridad y con frecuencia ha tenido mucho que ver con los desafíos de ser el Rey del Calypso. Su voz es suave y su estilo lírico- muy “up-front” -honesto hasta el núcleo y esto es lo que cautiva a sus oyentes. Walter, en Panamá, se ha convertido en algo de culto para los que disfrutan de su propuesta honesta. Es Calypso puro y simple, con una calidad de producción que realmente merecemos y honra a un personaje que por poco se olvida en su nativa de Cahuita, Costa Rica.

En todas sus entrevistas Walter Ferguson siempre ha revelado su gran admiración por sus contemporáneos Lord Cobra, Lord Panamá y Lord Kontiki. Siempre fueron objetivos de admiración para él; pero, fue con Wilfred Berry, Lord Cobra, con quien siempre quiso cantar. Su anhelado deseo, sin embargo, nunca se cristalizó.

Relata en una entrevista que una noche tomó prestada una guitarra para probarla “para ver si era realmente buena.” Él estaba cantando “despacito,” cuando un trabajador compañero lo retó a una “cara a cara” con Lord Cobra, ya muy famoso en Panamá. “Tenía una voz muy brillante, muy hermosa. No sé donde obtuvo ese nombre,” dijo Ferguson sobre Lord Cobra.

A pesar de toda la exagerada promoción, sin embargo, el duelo nunca tuvo lugar ya que, generalmente, cuando Ferguson estaba de gira en Panamá, Lord Cobra se encontraba de gira en Costa Rica y viceversa.

Le agradecemos parte de la información de este artículo a Rainer Tuñón Cantillo en TragaluzPanama.com.

Para comprar la música de Walter Ferguson haga clic aquí y puede bajar sus últimas canciones una por una (MP3 download) o por álbum entero como hemos hecho nosotros; y, ¡a disfrutar!

Esta historia continúa.

El Reinado de Walter Ferguson- 1ra Parte

Walter Ferguson sentado con su guitarra en su
querido rincón de Cahuita, en Costa Rica.
Imagen gracias a tragaluzpanama.com

 

“Una cierta mujer me dijo que yo era un extranjero con sólo un par de pantalones, que no debiera estar entre nuestra sociedad, que era un extranjero…Las autoridades llegaron con pistola en mano y su artillería exigiendo ver mi cédula.”
Walter Ferguson. Fragmento de “One Pants Man” (Hombre de Un Pantalón).

Aunque Walter Ferguson Gavitt nació en Panamá, en su infancia sus padres decidieron probar suerte trasladándose a Costa Rica. De ahí se define su vida y su talento como músico intrínsecamente vinculado a la rica cultura de Costa Rica. Walter Ferguson nació en 1919 en Guabito, Panamá, pero su familia se muda pronto a Costa Rica y se críe en la localidad de Jamaica, un distrito de Puerto Limón. Sus padres permanecen en Cahuita y con el tiempo Walter logra reunirse con ellos para reclamar su propio espacio.

Su padre, Melsha, quien era cocinero en los hoteles de lujo de la Ciudad de Panamá, canjea sus cazuelas por un machete y semilleros de banano en Cahuita, atraído por las concesiones para abastecer a la United Fruit Company. Aunque el trabajo resulta duro, al menos se siente hombre independiente y puede pasar tiempo con su familia.

Walter pasa su infancia entre plantas de cacao, árboles de almendra y fantásticas historias de piratas y buques fantasmagóricos, ya que el área estaba saturada con ese folclor de bucaneros. Pronto Ferguson desarrolla habilidades especiales en el uso del biombo sobretodo con su mano izquierda, un hecho que en más de una ocasión, le salvó de ser mordido por serpientes. “La gente pensaba que estaba protegido por brujería porque nunca fallaba,” dice Walter al recordar sus años de infancia.

Tuvo una infancia envidiable donde cada juego era una invitación a explorar su entorno descubriendo los deslumbrantes cielos de Cahuita con pequeños barriles caseros que hacía él mismo y balsas de madera que él fabricaba para montar las olas. Su infancia estuvo rodeada por la música, estudiando el órgano en casa de su tía en la ciudad de Limón y tocando una guitarra prestada en la pulpería del turco Tabash en Cahuita.

Su trayectoria musical comienza con un laúd (lute) que su hermano le regaló. Posteriormente aprende a tocar y dominar el clarinete. Más tarde toca en su primer grupo musical llamado “Miserable,” conocido por su variado repertorio Caribeño como la guaracha, la rumba y el bolero en la que comparte muchas experiencias con Calypsonios como Ollé y Rají.

Un interesante artículo de la Wikipedia describe Ferguson como un símbolo de Cahuita, considerado como la cuna del Calypso costarricense y Walter Ferguson Gavitt como su monarca simbólico. De hecho, Ferguson siempre ha sido bastante obstinado en cuanto a su amado Cahuita y nunca ha salido de su querido rincón Caribeño para hacer cualquier tipo de grabación. Por lo tanto, si el Calypsonio no irá a la ciudad, la ciudad vendrá al Calypsonio. Se trata de cómo un grupo de producción profesional transfiere su equipo de producción a esa zona del Caribe para registrar una de sus grabaciones profesionales llamada “Babylón” (“Babilonia”).

Literalmente tuvieron que hacer maromas para poder grabar este portátil genio musical. Improvisaron un estudio de grabación en una de las cabañas familiares de Ferguson, cubriendo las paredes de la habitación con colchones para elevar la temperatura hasta poder aislar su voz y el sonido de su guitarra solamente. Entretanto logran hacer callar a la multitud de perros y loros que viven en el patio de la casa del Calypsonio, silenciando los perros alimentándolos con largas cuerdas de salchicha mientras la grabación estaba en curso. De no ser por estos “inventos” el equipo de grabación no nos podría brindar la magia del gran intérprete de esta querida música del Caribe.

Fue de esta manera, con el ruido, la humedad y sólo con su voz y su guitarra, que eran capaces de producir el registro para el sello de Papaya. Hasta entonces Ferguson se conocía por realizar grabaciones caseras en casete y venderlos a los turistas que jamas se perdían la oportunidad de visitar la casa del cantante para una actuación en directo. “Babilonia” fue grabada en Cahuita el 11 y el 12 de junio de 2002.

Como en Dr. Bombodee, otra de las grabaciones de Papaya, Walter se parece al Dr. Bombodee, el médico de la aldea que cura a todos con su letra, documentando los disturbios civiles del distrito y la inquietud de las calles. Con su guitarra en mano expone sobre los pequeños desastres y nos acompaña a través de la “rumba de Cahuita.”

Haga click abajo para oír a Walter Ferguson cantar “Goin to Bocas.”

http://static.boomp3.com/player2.swf?id=11a6yre89sw&title=Copia+de+1-Walter+Ferguson-Dr.+Bombodee-Going+to+Bocas

Esta historia continúa.

Violeta Green y Lord Cobra- La Unión de Tres Mundos

Aquí encontramos a Violeta Green
en su ámbito artístico, como siempre,
cautivando a su adorado público con su voz única.

Hubo una época en que el nombre de Violeta Green era sinónimo con la ciudad de Colón. Lo mismo puede decirse de Lord Cobra. Como ya hemos notado, aunque era nativo de Bocas del Toro, Cobra vivió y trabajó a lo largo de su vida en la provincia de Colón y Violeta y Cobra, además de ser amigos íntimos fueron consumados exponentes de dos géneros musicales que forman parte de la cultura panameña actual: el Jazz y el Calipso. Continue reading

Lord Cobra- El Eterno Trovador-2 da Parte

Lord Cobra

La Panadería “La Estrella” (un matahambre del barrio en la cercanía), a sólo media cuadra al cruzar la calle, hacía juego con el ambiente de niños callejeros. El Marañon de mis recuerdos, incluso, sigue siendo uno de los sectores más pobres de la Ciudad de Panamá. A menudo aquel entorno era sede de ráfagas de creatividad improvisada de nuestro querido “Lord Cobra,”- todo gratis para nosotros los chiquillos de la vecindad que no podíamos entrar a esos lugares prohibidos niños. Continue reading