Category Archives: Mujeres Afro Antillanas de Panamá

Las Bodas entre Los del Silver Roll

Imagen de una boda Afro Antillana de 1912. Foto gracias al Sr. Gerge Westerman

Imagen de una boda Afro Antillana de 1912.
Foto gracias al Sr. George Westerman

Un matrimonio Westindian Panameño cerca de 1930. Imagen gracias al Señor G. W. Westerman

Un matrimonio Westindian Panameño cerca de 1930.
Imagen gracias al Señor G. W. Westerman

El año de 1935 fue año de primicias en el frente estadounidense, creo yo. La primera emisión de la comedia “Fibber McGee & Molly” ocurrió el 16 de abrile de ese año, y el que fue icono del pop musical, ese Elvis Presley, también nació ese mismo año. También fue ese el mismo año en que el Congreso de los Estados Unidos aceptó la propuesta para su “New Deal,” la “Nueva Propuesta Economica” del Presidente F.D.Roosevelt. En cambio en el Panamá de 1935, fue año en que mis padres de la etnia Silver decidieron formalizar su noviazgo con casarse. Continue reading

Una Fuerza de Seguridad Tenaz y el Aislamiento Racial

El Fuerte Clayton en la antigua base militar
revertida a manos Panameñas en 1999.
El distinguido Dr. Kenneth B. Clark,
notable figura en la lucha contra el
racismo en las escuelas públicas de
los Estados Unidos. Imagen

Las centralizadas oficinas de recursos humanos del Padrón de Plata (Silver Roll), como hemos observado, comenzaron a implementar políticas que definirían, eventualmente, el carácter de la Zona del Canal de Panamá, y así permanecerían hasta poco antes de que las negociaciones comenzaran para la transferencia del Canal y todas sus instalaciones a manos del gobierno de la República de Panamá. Todos estos acontecimientos, sin embargo, ocurrirían mucho más tarde en nuestra historia de tiempos del vigésimo segundo siglo de nuestra era cual estamos contando.

Nuestra historia del Panameño Westindian había alcanzado las primeras dos décadas comenzando con el año de 1900, cuando la mayoría de los reinos en Europa habían fracasado y las monarquías y sus economías se encontraban sumidas en la desgracia. Mientras tanto, la “economía de mercado” de esos tiempos en los Estados Unidos el dólar reinaba como soberano de las monedas de cambio en todo el mundo.

En la Zona del Canal de Panamá se experimentaba con una nueva firmeza en su control racial conocido como “Jim Crow,” el Cuervo Jim, introducida por la administración del Canal quienes aumentaban medidas de seguridad usando las Fuerzas Armadas de Estados Unidos como la agencia principal en la aplicación de la seguridad.

Con las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos resguardadas como jugadora principal en todo lo que fuera la seguridad del Canal, toda frontera y perímetro marcado del Canal es cartografiado y cercado como parte integra del plan de seguridad. De hecho, la Zona del Canal se convierte en un verdadero campo armado, con las Fuerzas Aéreas estadounidenses en constante maniobras militares con la intención de asegurar toda el área. Por supuesto que nada impide el ritmo constante de las construcciones y reconstrucciones para acomodar a los militares y mantener instalaciones permanentes en el Canal. De igual forma no disminuye el requerimiento de una fuente regular de trabajadores a bajo costo y siempre disponible.

Para tales proyectos de construcción solamente contratistas norteamericanos serían bendecidos con jugosos contratos del gobierno norteamericano, y, como ciudadanos privilegiados y preferidos, serían proveídos con espacios gratuitos y graciados con un ilimitado acceso al “gran tazón” de empleados del Silver Roll, quienes eran muy capaces y por muy bajo costo. El resto de sus empleados expertos y profesionales eran reclutados en las oficinas del gobierno de los Estados Unidos o traído con las compañías contratistas, que terminantemente, de acuerdo o no, se tendrían que adherir a las costumbres separatistas de la comunidad blanca de la Zona del Canal de Panamá.

Curiosamente los Negros nacidos en los Estados Unidos se estarían sintiendo bastante afortunados con solo ser reclutados para un empleo con la Administración del Canal en esa Zona, en los variados proyectos y contratos del gobierno de los Estados Unidos de entonces. Sin embargo, sería tan abundante y disponible la fuente laboral del Silver Roll que la necesidad de viviendas adicionales para las familias negras Silver se colocaría primordialmente en el presupuesto administrativo.

Al legar el año 1920, sin embargo, el edificar escuelas para los del padrón de Plata se torna tan crucial como la urgencia de construir habitaciones. Además de proveer personal adecuadamente entrenada esas instituciones educativas serían imprescindibles para asentar el programa de seguridad en toda la región canalera. La gran escuela Silver de La Boca, por ejemplo, y las escuelas en Silver City en el lado Atlántico, iban a requerir muchos más profesores. Para estos nombramientos se emplearían profesores de la raza Negra norteamericana quienes, inicialmente, estarían ubicados en el “Gold Roll” en esas escuelas junto con algunos profesores blancos. Entre tanto, la mayoría de los profesores y el personal de esas escuelas serían, de fondo, provenientes de la raza Westindian.

Para los pocos negros norteamericanos empleados desde el 1906 que, como notamos, formaron parte de la planilla de Oro, su forma de vida comienza a ver desmejoras con el advenimiento de las políticas de Jim Crow. Su contratación casi descontinuada, la excusa de los administradores de la Zona sería que “los americanos negros no cabían bien en el sistema del Gold y Silver Roll,” y la autoridad del canal limita su empleo solamente para algunas plazas y posiciones “sensibles” y para supervisar a los Westindian.

Para el año 1928 solamente 23 Negros estadounidenses seguían ejerciendo plazas casi todos quedando en el “Silver Roll.” * (Conniff). Los que antes pertenecían al Gold Roll de pronto se encuentran en una categoría “especial” del Silver Roll con rangos de salarios más altos que los Westindians y disfrutando de los llamados “privilegios” que incluían vacaciones pagadas en ausencia, cuartos y viviendas gratuitas aunque excluidos de la cobertura del Gold Roll y segregados en los asentamientos “Silver.” Además, tenían entrega de hielo en bloque gratuito a sus hogares, un perceptible lujo en su tiempo en nuestro clima tropical y tenían privilegios de comisariato aunque limitados a los comisariatos del Silver Roll.

Durante mis años de niñez tuve el placer de haber conocido familias negras Norteamericanas cuyos jefes de familia trabajaban en la Zona del Canal pero quiénes vivían en los vecindarios de Barrio de Calidonia y otros quienes vivían entre los negros del Silver Roll en lo que hoy describo como la Zona del Canal Negra o Westindian de Panamá. A menudo intercambiaban sus libros del comisariato por efectivo en el comisariato del Gold Roll.

Probablemente una de las más famosas figuras de raza negra nacida en la Zona del Canal de Panamá fue el Dr. Kenneth B. Clark (1914-2005) aunque sus dos padres eran de descendencia antillana. Su padre había trabajado como agente de la internacionalmente conocida United Fruit Company. Al llegar a los cinco años de edad su madre se traslada con él y una hermana menor a los Estados Unidos y viven en el famoso barrio Negro de Harlem en la ciudad de New York. El Dr. Clark se une en sus años universitarios a su esposa Mamie Phipps Clark en un equipo de trabajo como distinguidos siquiatras y luego fundan el Centro de Desarrollo de la Niñez en Harlem y el Harlem Youth Opportunities Unlimited (HARYOU).

Esta muy distinguida pareja de profesionales negros ganan gran notoriedad por sus experimentos usando muñecas para estudios de actitudes de niños sobre su raza. Estos estudios posteriormente se incorporan en la tesis de post grado de la Doctora Mamie Clark. Los esposos Clark, mas tarde, serían testigos claves en los famosos casos de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos, Briggs vs. Elliott, un caso que también fue combinado en la lucha contra el racismo con el famoso caso de Brown vs. Board of Education, caso importantísimo que logra, por todo, poner fín a la segregación racial en las esuelas públicas en todo los Estados Unidos.

Esta historia continuará.