Category Archives: etnia-Negra

¿Que Tan Numerosos Somos Los Negros de Panamá?

Río Abajo, uno de los distritos más populosos de La Ciudad de Panamá con una alta concentración de residentes de la raza negra, acaba de celebrar su desfile de La Celebración del Día de La Etnia Negra con más que un rotundo éxito. Continue reading

La Etnia Negra y su Atuendo

Este bellísimo modelito es solo un ejemplo de lo que se está haciendo con la moda “Afro.”

La imagen proviene de la Revista BHF

Nos parece una tendencia salubre y positiva la de la Etnia Negra mundialmente de querer definirse  y destacarse como gente con una historia rica en cultura, arte y técnica. Pausamos para tratar un poco sobre las nuevas tendencias en el atuendo “Afro” o, mejor dicho, de la Etnia Negra, que tiene tantas gentes en el mundo deslumbradas y ansiosas de copiar. Continue reading

El Censo del 2010 en Panamá Promete Ser Interesante Para las Personas de Ascendencia Africana e Indígena


El Censo de este año se llevará a cabo el domingo 16 de Mayo del año 2010, empezando en la hora de la medianoche del 15 de mayo y terminando, oficialmente, a las 7: 30 PM, el 16 de mayo del 2010. Toda la estructura del Censo se regirá por las directrices de la
Contraloría General de la República y el Instituto Nacional de Estadística y Censo.

Oficialmente denominado El Censo Nacional de Población y Vivienda del 2010 será un censo “de facto” que, como tal, se llevará a cabo en un solo día. El domingo, 16 de Mayo, del 2010, todas las personas presentes en el territorio nacional y habitantes en las aguas territoriales del país, incluyendo a extranjeros, se les contará en esos “momentos” del censo. Teóricamente, estos “momentos” corresponden a la medianoche del 15 de Mayo hasta las 7: 30 PM, del 16 de Mayo del 2010.

Este tipo de registro es atípico a los históricos Censos de los periodos censales comenzando con el año de 1911, seguidos por los del 1920 y 1930, que variaban en duración entre uno y tres meses.

Luego el Censo de 1940 en nuestra Republica se destaca por tres características: 1) que se llevó a cabo prácticamente en un solo día 2) se reunieron las más amplias estadísticas sociales y económicas de la población y, además, 3) fueron los que recopilaron información de las regiones mas remotas habitadas por gentes indígenas, es decir, de los indios indígenas de nuestro Panamá.

Para el censo de 1950, la República de Panamá llevó a cabo su primer Censo Oficial Nacional de Vivienda y de la Agricultura, siendo esto el censo más significativo por ser que fue representado como el “Primer Censo de Vivienda” en nuestra historia. Esto probablemente fue concomitante con la mas severa escasez de vivienda que los ciudadanos pobres y de clases trabajadoras estuvieron sufriendo durante décadas, pero que fue manifestada abiertamente en estadísticas oficiales en ese año en particular. De hecho, la responsabilidad por esta importante tarea se le fue asignada bajo la responsabilidad del departamento de Censo bajo el recién creado Departamento de Estadística y Censo, habiendo sido autorizado por decreto de Ley Nº 12 del 8 de Septiembre de 1949.

La realización de sucesivos Censos después del año de 1950 se vieron mejorar y se hicieron algunas modificaciones técnicas, pero no fue hasta el Censo de este año que algunas fundamentales preguntas, polémicas en algunos círculos, serán preguntadas con todo sus polémicos alcances, y se les solicitará en conjunto a la población panameña.

Para nuestros propósitos nos centraremos en la cuestión de raza y la identidad racial, ya que ésta es cuestión controvertida, y a veces conduce a debates explosivos y despierta pasiones acalorantes en nuestro pequeño istmo.

En la Sección IV de la (página 4) del cuestionario del Censo del año 2010, en la parte superior de la página están situadas las preguntas 5 y 6 que se leen, “¿Vive aquí alguna persona indígena?” Y luego pregunta “¿Alguna persona de este hogar se considera Negro(a) o Afrodescendiente?” Más abajo en el cuestionario usted verá las preguntas de calificación para los de tribales o grupos étnicos la persona pertenece. En la “Sección V – de Generales Características para toda las Personas,” la pregunta 8 es la que pregunta a qué grupo tribal particular pertenece la persona y la pregunta 9 pregunta ” ¿Se considera Usted? :

 

1. Negro(a) Colonial
2. Negro(a) Antillano(a)
3. Negro(a)
4. Otras (especificaciones)
5. Ninguno

 

Esta histórica pieza de información del Censo es probablemente la primera vez que a personas de las etnias Negras e indígenas se le solicitará su opinión de cómo ellos se aprecian a sí mismo, particularmente las personas de la Etnia Negra. Detectamos que ya hay controversia a raíz de eso de estar solicitando sobre la cuestión de la escogencias y hay algunos sectores, entre los de ascendencia Afro-Antillana a quienes se identifican como “Personas de la Etnia Silver”.

De hecho, algunos individuos de todos los grupos y edades no les gustaría ser identificados por su raza, pero a estos individuos le aclaramos que vivimos en un mundo racialmente parcial, lleno de ideas falsas y de conceptos erróneos hasta de simple odio racial. Por mucho que les gustaría olvidar su identidad racial hay aquellas personas, y eso incluye a miembros de su propio grupo racial, gobiernos y organizaciones que por siempre nos estarán recordando de nuestra raza.

Además, ellos no siempre han sido muy agradables en expresar sus prejuicios y nociones erróneas que pueden afectar a su economía, en donde pueden vivir y eso de cómo y cuando usted puede viajar, ni hablar de lo que puede usted estudiar y para colmo, para qué vocaciones o profesiones puede aspirar.

Se animan a todos ustedes que cooperen con este histórico Censo del año 2010, apreciando esta oportunidad de pensar claramente sobre las preguntas que afectarán su identidad racial, y esto va en particular dirigido a los de descendencia Africana. A estos de ascendencia Afro-Antillana, cuyas huellas a sus antepasados pueden ser encontrados entre los del Silver Roll, de la Zona del Canal de Panamá, o los “ Silver People,” animaos que contesten la Pregunta 9 identificándose:


Otros: Silver People

 

Esto sería un recordatorio del gran sacrificio humano que nuestros históricos antepasados hicieron para el desarrollo de nuestra patria durante los diferentes periodos de construcción del Ferrocarril de Panamá, el Canal de Panamá, durantes, antes y después del periodo Francés y Norteamericano, además de la importantísima participación de nuestra etnia Silver People logró en el desarrollo del imperio bananero en las Provincias de Bocas del Toro y Chiriquì. También sería una muestra de solidaridad para salvaguardar, restituir y vindicar cultural, lingüística y economicamente a nuestra herencia ancestral Silver People de Panamá.

Podemos añadir con seguridad histórica que ningún otro grupo étnico en Panamá tiene este legado cultural, y que no hay otro grupo étnico que ha entregado mas vidas que los hombres y mujeres de nuestra etnia Silver Panameña para lograr estos propósitos de hacer patria.

Puede ver un ejemplo de la copia del Censo 2010 aquí. Damos reconocimiento y las muy merecidas gracias a Taringa.net por hacer disponible su pagina pdf aquí.

Esta Historia Continuará.

La Celebración de la Etnia Negra en Panamá

Vista del Desfile de la Etnia Negra en Colón.
Imagen gracias al talentuoso artista y fotógrafo
Quintín Aguilar M.. Disfrute de sus impresionantes
galerías de imagenes aqui.


El hecho de pertenecer a la
Etnia Negra Panameña que se ha celebrado anualmente el 30 de mayo, no quiere decir que el resto del año en Panamá no podamos ahora tener motivo de vestir día a día con los atuendos de nuestra etnia. Eso demostraría a toda la población de que esas celebraciones anuales tienen un lugar permanente en nuestro país y además demostrar nuestro orgullo por nuestro aporte a la diversidad cultural.

Sin embargo, hay una historia especial detrás del reconocimiento de nuestra identidad étnica negada, hasta por nosotros mismos que por tanto tiempo. La verdad es que todavía nos menospreciamos y entre nuestras etnias olvidadas creamos hitos de hasta quienes somos los que llevamos mas o memos sangre “Española” por las venas para creernos los mejores del grupo Africano o africanizado.

En cambio entre los desprestigiados “Esclavos” de antaño esclavista de hasta el siglo XIX y XX iba a resultar que unos de sus descendientes iba a resultar persona responsable de iniciar los acontecimientos que culminarían en que se reconozca nacionalmente y se celebre esa fecha mencionada del 30 de mayo como día de la Etnia Negra. El Señor Dios de la Justicia iba a hacer que ese proviniese de la Provincia de Chiriqui y que el fondo histórico detrás de esas celebraciones llegase a ser un día festivo nacional, destacando la abolición de la esclavitud en el año de nuestro Señor de 1851. Esa real “Libertad” por que el “Libertador” Simón Bolívar había llegado a estar luchando para luego ser decepcionado hasta en nuestro país Panamá en 1826, cuando durante el período en que nuestro pequeño Panamá estuvo unido en hermandad al país de Colombia, formando entonces el llamado Nueva Granada y la Gran Colombia.

“¡Somos libres!” No fueron palabras que iban a poder los de nuestra etnia pronunciar plenamente hasta que el gobierno de Panamá por medio de la Ley Número 9 del 30 de mayo de 2000 estableciera, oficialmente esa fecha anual para la celebración del día de nuestros grupos étnicos de ciudadanos negros nacionales. En cambio la idea original para esta celebración, iba a nacer de la inspiración y visión de uno de los hijos nativos de Panamá, oriundo de esa horda de obreros que llegarían a trabajar en el Silver Roll Americano de la Zona del Canal de Panamá. Entre tanto años iban a pasar hasta que la Provincia de Chiriqui, en el área de La Arena del distrito de Puerto Armuelles viera aparecer al Honorable Claral Richards Thompson. Ese que iba a estar casi a solas trabajando para ver ese día de la Gran Libertad, en que negros pudiesen adornarse con los atuendos vistosos de su África olvidada.

De humilde cuna era ese lanzador de disco de raza Afro Panameña declarado campeón durante los Primeros Juegos Nacionales del año de 1955, en el cual representó a la República de Panamá. Iba también tener el honor de representar al país como lanzador de béisbol y firmar contrato con el equipo de los Gigantes de San Francisco de la ligas menores como jugador profesional. Es de notar que todos esos años de su historia deportiva tuvo que laborar a la vez que se esmeraba a ser atleta excepcional, y que hasta la fecha de su jubilación, iba fungir como unos de los supervisores, respetados y queridos, de la compañía bananera de la United Fruit Company, en el área de Puerto Armuelles.

Tanto así era respetado y querido que el Honorable Legislador Osman Gomez, en cumplimiento de promesa de campaña personal, que hizo al Honorable Claral Richards Thompson, tomó materia en el asunto al llegar a la Asamblea Legislativa con el Proyecto de Ley. El Legislador en sus esfuerzos de resolver el paso de la ley, coordinaría de cerca con el precursor y con el comité ad hoc. para logar el paso de esa ley Conmemorativa del Día de los hombres negros y mujeres de la raza negro en Panamá. Lo que llegaría a ser de importante fue la labor abnegada e incansables esfuerzos de todos y en especial del Profesor Elias Colley cuyas investigaciones y documentaciones afirmaron técnicamente esos hechos históricos encontrados en ese primer bosquejo de la ley. Entonces la Comisión de Derechos Humanos del cuerpo legislativo acepta el proyecto de ley para discusión debida de la misma.

Debemos todos los descendientes de la etnia Afro Panameña permitir que nuestro ser mismo silenciosamente tanto a toda voz gritar “¡Por fin somos Libres!” Al observar las valiosas contribuciones de los que componían el Comité ad Hoc. Por su abnegados trabajos en Conmemoración del Día de la Etnia Negra en Panamá, incluyendo mención del director de la Cámara de Comercio Afro Panameña (CAMCAP), La Cooperativa de Ahorros y Crédito de Cristobal, La Sociedad de los Amigos del Museo Afro-Antillano de Panamá (SAMAAP), y otros ciudadanos notables que han hecho posible lo que se ha convertido hoy en ocasión de alegría además que es lo que honra a nuestros antepasados y ciudadanos de ascendencia Afro Panameña.

De modo que el 30 de mayo, el día de nuestro Señor hecho para dedicar y celebrar nuestra permanencia y de anunciar al mundo entero nuestra pertenencia a la honorable Etnia Negra Nacional. Es nuestro deber, primero y principalmente, ser los que con respeto y en paz estar recordando ese día como el que se conmemora no solo una ley que terminaría la práctica de una barbarie y inhumana habito de querer esclavizar a otro ser humano. La Nueva Granada en 1851 vuelve a recordar que fue en el país que hoy llamamos Madre Patria la República de Panamá, que se hizo realidad nuestra real “Libertad.”

Esta serie continúa.

El Cambiar de Actitudes: Buscando una Base de Vinculación

Un bailarín Congo de la Etnia Negra de Panamá- Porto Belo

Las décadas han venido y han pasado desde que los primeros y más grandes grupos de deseosos trabajadores llegaron en el istmo de Panamá para sobrevivir los rigores del clima y la carga laboral diaria que tendrían que dominar de sol a sol. Continue reading

El Sincretismo en el Edén

Luis Páles Matos (poeta:Puerto Rico)

Nicolás Guillén (poeta: Cuba)


Aquella fiesta que había sido producto de un encuentro casual y que, luego, se había convertido en una especie de entrevista con una “joven nonagenaria,” serviría para sustentar ese interés que yo tenía en los estudios bisoños en lo que entonces llamaba la Historia de Panameña Westindian. Efectivamente, aquella reunión había dado ese empujón que necesitaba a aquel desanimado entre los eruditos para que volviera a intersarse en esa historia de las gentes Africanas que componían el pasado en Latinoamérica.

De hecho, la amena reunión me había renovado el interés que se me había despertado en esa primera ocasión en que leí los poemas de Luis Páles Matos, Nicolás Guillen y otros pioneros de nuestro mundo sincretizadoAfro-Hispano.” De aquellos que había estado aprendiendo a la vez que aprendía a escribir como estudioso universitario, en Ingles y en el Español de los que se habían hurtado el alma de sus progenitores, mientras que él no conocía el lenguaje original africano de sus gentes con almas errantes. Sí, había encontrado aquel africano de su descendencia escrita en papel por poetas y decían, “¡O mío Yemaya!” Que para él quería decir lo mismo que el famoso “¡Aleluya!”

Había encontrado literatura de los de la descendencia africana, que en mi país de nacimiento jamás había escuchado. Estuve buscando en los países que tenía a mano, esa África del cual descendía, y lo buscaba en los rostros de los que deberían ser mis parientes y amigos y descubrí que ellos habían estado perdidos como yo lo había estado. Sin embargo, allí estaba, entre los que me prestaban unos momentos de lo que ellos habían vivido de la historia africana en Panamá. Además, me decía, “He aquí estoy todavía a estas alturas sin tutores en la materia, estudiosos que me puedan guiar en los rudimentos de la historia de mis gentes.”

Me auto-castigaba por no haber encontrado entre los míos quienes me dieran pistas de lo que habían sido los primordiales participantes in ese nefario negocio de la trata Africana de seres humanos. Me veía como uno de los dedicados estudiosos que además se había estado instruyendo, pasando interminables horas en cualquiera de las bibliotecas o archivos, todo costeado por mis propios esfuerzos. De pronto volví a esa placentera y relajante realidad en la que me rodeaba esa encantadora escena.

Esta historia continúa.

Tres Continentes Sentados Juntos

Otra vista de la Represa Madden.
Aun se puede ver la espesa selva que rodea el area,
tal y como era en los días de los jóvenes Jack y Luisa.


La próxima ronda de delicias fueron servidas cuando nuestra anfitriona me lleva nuevamente a los días nuestros de la realidad de lo que era el Panamá de nuestros ancestros. Era una historia de la cual las gentes nuestras todavía no se atrevían a contar, y ni aun llegar a imaginarse. “¿Vez este hombre que esta aquí sentado?” pregunta ella de pronto esperando que yo reaccionara. Intrigado, ya no podía apartar la vista del caballero anciano que, a pesar de su aspecto humilde y reservado, parecía tener mucha historia que contar también. Enfocado ahora en aquel Señor,
Jack London, lo juzgaba ser un Señor Hindú, solo que no portaba ese turbante característico que lo delatara como tal.

Pausé mientras lo observaba por primera vez, ya que el varón parecía permitir a su esposo liderar las conversaciones en compañía de foráneos. Me daba cuenta del significado de estar en la presencia de otro de nuestros ancestros Westindian, y, sobretodo sentado junto- los tres continentes en una mesa. De pronto escucho a mi esposa preguntar, “¡Y ustedes, ¿que tiempo tienen de estar casados?” Como cualquiera otra esposa la Doña Luisa contesta, “Hemos estado casados por mas de….”

De pronto había cortado la respuesta que nosotros ansiosamente esperábamos. Luego pregunta, “Les apuesto que no podrán adivinar cuantos años son?” Sonreía pícaramente, la Doña Luisa, mirándonos a nosotros los jóvenes foráneos con ese brillo especial en los ojos. Ya que nosotros éramos los supuestos profesionales graduados en el rango de la Gerontología, parecían sus ojos decir que deberíamos poder calcular algo tan simple como eso. Decidí rendirme ya que no podía imaginarme el tiempo que esos dos enigmas estuvieron casados. Buscaba en el rostro de nuestra anfitriona alguna pista, luego dejé subir y caer los hombros y dije, “No…realmente no tengo idea de cuanto tiempo tienen ustedes de casados.”

Con la ancha sonrisa de la victoria pintada en los labios Doña Luisa anuncia orgullosamente, “Actualmente estamos juntos mas de setenta años, y hemos tenido once hijos y ahora mas de veinte nietos.” Había visto parte de la gran tropa que componía ese Clan, pero antes de que pudiera preguntar como fue que se habían encontrado para enamorarse, nuestra anfitriona ya lo relataba. “¿Saben que? Yo me iba caminando desde por acá hasta Chilibre por todo ese monte…y solamente para irme allá a ver a este donde él trabajaba.”

O sea, nuestra querida anfitriona no había dejado que algo tan insignificante como las grandes distancias, los montes, ni las selvas se interpusieran en ese gran romance entre ella y su Jack. “¡Simplemente me tiraba para allá solita!” siguió contando tranquilamente con esos ojos juguetones que brillaban mas que la luna llena en una noche tropical, revelando ese sentido de triunfo de haber hecho tales cosas. “Me iba para encontrarme con él,” finalizando ella su relato de sus días de joven romance.

De pronto Jack afirma lo que faltaba para completar la historia. “Si es cierto, así fue. Yo estuve trabajando por allá fuera en esa Represa de Madden, cuando, de pronto, ella se presentaba y así fue con nosotros todo el tiempo que estuve por allá trabajando. Eso era porque yo no salía de esos entornos, en realidad ninguno de nosotros salía a ninguna parte saben.”

Esta historia continúa.