La Religión Beji-Nite y la Santería

Botanicasanteria

Una Botánica muy típica de las que se encuentran en Nueva York.

Mother Wright, también conocida como Sister Wright, una de esas Reinas Santas de la Religión Beji-Nite. Imagen gracias a nuestro amigo Carlos Cox.

Mother Wright, también conocida como Sister Wright, una de esas Reinas Santas de la Religión Beji-Nite. Imagen gracias a nuestro amigo Carlos Cox.

Incluso, antes de ese año de 1974 cuando regresé a Panamá, “la tierra donde está enterrado mi cordón umbilical,” la idea de buscar una de esas reinas madres o matriarcas Westindian de las iglesias Beji-Nite, había dominado mis pensamientos. En el momento en que nos alistábamos para salir de la ciudad de Nueva York, una obsesión se había convertido en parte integral de mi búsqueda por ese largo camino en nuestro viaje a Panamá por carretera.

Seguía convencido de que era la raíz de todas las prácticas religiosas derivadas de África y me mantenía despierto de noche pensando en qué le diría a los sobrevivientes de la Zona del Canal al encontrarme con ellos cuando llegaría a Panamá. Una y otra vez a lo largo de la ruta de más de 18.000 millas me acordaría de algunas de esas señoras queridas que he venerado como a mis dos abuelas.

Todo el tiempo que dedicaba a mis estudios universitarios anduve en busca de algún profesor u otro en el Departamento de Estudios Negros (Black Studies) recién organizado que me patrocinara. Después de una recepción más bien tibia con los eruditos de los “Estudios Negros” me prometí a mí mismo que iba a continuar impávido, a pesar de que me había graduado en el momento de mi viaje de regreso a Panamá.

No obstante, en ese momento particular, me había involucrado con un Centro Espiritual Afro-Puertorriqueño. Acogido como uno de los protegidos de la Señora Lucy, quien era la cabeza, la reina y matriarca, fui invitado a asistir como otro “Asociado”. Para entonces yo estaba convencido de que la mezcla de Puerto Rico, con su sabor caribeño Latino Americano de prácticas religiosas africanas, era diferente a mi versión propia Beji-Nite de Panamá, algo que no les revelaría a los dirigentes del Centro. Ni le revelé la esencia de mis resultados de la investigación a ninguna persona hasta que me sintiera seguro de que yo estaba bien encaminado con respecto a lo que esperaba encontrar en este tipo de prácticas religiosas.

Al llegar a la Ciudad de Panamá, sin embargo, y al reunirme con mi vieja amiga y guía, Madame, un par de cuestiones se me aclararon. La primera, que la Santería de los Afro-Hispanos en el Caribe se acercaba más al adoctrinamiento de la Iglesia Católica (el Sincretismo) y se ajustaba mas al molde de mi identidad Hispana. Por otro lado, no podía negar mi atracción personal a la religión Beji-Nite de mi infancia y yo estaba seguro de que esto tenía todo que ver con mi identidad Inglesa de mi herencia Afro Antillana.

Esta historia continuará.

Leave a Reply