Las Iglesias Beji-Nite de Panamá -Una Primicia

Este es el Sr.  Lloyd Lovindeer, Maestro de Pocomania Day en Jamaica-  El tipifica los elementos de la Iglesia  Beji-Nite. Imagen gracias a The Jamaica Gleaner. - See more at: http://thesilverpeoplechronicle.com/2009/08/beji-nite-churches-of-my-youth.html#sthash.uIeSALYB.dpuf

Este es el Sr. Lloyd Lovindeer, Maestro de Pocomania Day en Jamaica- Él tipifica los elementos de la Iglesia Beji-Nite.
Imagen gracias a The Jamaica Gleaner

Como les había prometido en artículos anteriores, les quiero narrar sobre las ceremonias y prácticas religiosas afro-derivadas en nuestro continente americano, sobretodo en el Panamá de mi juventud. En realidad, no fue hasta que empecé mis estudios universitarios que descubrí mi mayor interés en el estudio del tema de nuestras religiones y tuve que recurrir a mis experiencias de infancia para encontrar un punto de referencia para afirmar que nuestra gente del Silver Roll de Panamá tenía muchas raíces africanas en sus prácticas religiosas.

Una vez que llego a la edad de cuatro años- suficiente edad para caminar fuera de y volver a casa antes de que alguien me echara de menos- empiezo a notar un pequeño apartamento de dos habitaciones en el primer piso en uno de esos “edificios de tabla” parecido al que yo estaba viviendo en la Ciudad de Colón. Era cuando yo vivía con mis abuelos maternos en la década de los 1930 y el pequeño apartamento parecía ser el centro de culto para los individuos que entraban y salían de esta iglesia. Estos simples recuerdos serían las únicas experiencias concretas que tendría durante esos años formativos que tendrían sentido para mí y me dejarían permanentemente curioso sobre esas afro-derivadas religiones toda mi vida.

En una ocasión observo a la gente negra que entran y salen de este Centro vestida de la manera más curiosa. Las mujeres normalmente vestían de blanco, azul o verde con cordones de colores contrastantes y brillantes atados a la cintura. Tanto las mujeres como los hombres llevaban turbantes en la cabeza de un color igualmente de curiosos.

En un momento dado alcanzo a ver a varios individuos bailando una extraña danza justo en frente de su Centro. Se trataba de un giro fascinante en el cual giraban y giraban entre si, pero, al menos a mis jóvenes ojos, no parecía como cualquier tipo de baile entre los adultos que jamas había visto. No tenía nada de romántico o de “este mundo”, sino, mas bien místico. Entraré en más detalle acerca de su “baile” en mi próximo post pero, por ahora, solo exploraremos este curioso tema de las iglesias Beji-Nite, ya que así las llamaban todas las mujeres de cierta edad de nuestra comunidad Afro Antillana.

Posteriormente, en mi adolescencia, después de animar a Mi Abuela y mi Tía Berenice en conversaciones acerca de lo que sabían de esas iglesias Beji-Nite, entendería un poco mas. Y es que se trataba de un gran rompecabezas para mi, la cual tenía que armar parte por parte para comprender este importante aspecto de mi afro-descendencia. Poco a poco me crié consciente de hasta qué punto me había adoctrinado en estas prácticas en mi primera infancia. Gústeme o no, llegué a la realización de mis raíces africanas tal como lo había hecho con el catolicismo, una religión que mis familiares ni siquiera discutían.

En todo caso, puedo decir con seguridad que la información que ahora comparto con ustedes, nuestros lectores respetados, es cierto. Ya que nadie ha procurado tomar fotografías de estas prácticas religiosas en Panamá ni, como he afirmado, ha escrito nada acerca de su ubicación o sus participantes, he tenido que confiar en mis propias experiencias y observaciones.

Mas tarde tendría la oportunidad de observar, de primera mano, las prácticas religiosas e incluso de recordar los nombres de los “Madres” organizadores muy especiales de estos cultos nativos de nuestra cultura istmeña. Pero, en aquel entonces, cuando tenía nueve años de edad,yo podía reconocer La Madre Arms (Mother Arms) y su diácono Edmond Toppin y mi Tío Carlos Green, el hermano de mi Tía Dora de Green, quien más tarde también se convertiría en un diácono en su Iglesia Beji-Nite. Esta Iglesia Beji-Nite comenzó en la parte superior de la colina de San Miguel para luego trasladarse a otra parte alrededor de la misma área de nuestro Distrito de Calidonia.

Esta historia continuará.

Leave a Reply