El Dr. Fairweather y los Doctores Espirituales

Estaba yo, de hecho , aprendiendo mucho sobre todo de mi Etnia panameña, en especial de los llamados Westindian a los pies de mi Mamí abuela y recordaba que era viernes. Aquella época fue período, cuando ella todavía estuvo trabajando a tiempo completo todos los días de la semana.

Fue temporada en la cual escuché por primera vez acerca del gran Marcus Garvey y del Doctor Fairweather, aquel que tenía su clínica justo en frente de donde nosotros vivíamos.  El Dr. Fairweather  me parecía ser el único médico de nuestra raza Westindian que estaba disponible a nosotros y, en varias ocasiones, junto a mi abuela tendríamos que recurrir a su oficina para que me atendiera en urgencia.

Aunque mi abuela tenía “privilegio medico” en aquel Hospital Gorgas, fue rara la vez  que la vi haciendo uso de aquello.  De la abuelo puedo contar que era una de esas mujeres jamaicanas que tenían un tesoro de remedios caseros que mantenían en su memoria y, por lo general, todo le trabajaba como magia. Sin embargo, recuerdo que cuando alguno de nosotros en el hogar enfermaba o se veía afectado por algo más allá de su experiencia, nos llevaba en una visita con el Dr. Fairweather o a unas de sus señoras que eran sus médicos espirituales.

Mi abuela parecía estar disfrutando muchísimo del cuidado que yo le brindaba, sobretodo para con sus pies cansados y yo  derivaba gran placer de oírla leer el periódico en voz alta y de sus relatos sobre nuestra gente “Westindian,” relatos audibles de mis tías y tíos de los dos bandos y de las “Escuelas Inglesas”- English School.  Sería a los pies de mi abuela paternal que me estaría gustando aprender sobre muchas otras cosas sobre las gentes de mi raza.

Era mi abuela Fanny Elizabeth de Reid quien me iba a estar enseñando cosas acerca de los miembros de esa rama de la familia, sobretodo, los parientes fallecidos que habían pasado a su gloria mucho antes de que yo naciera o justo poco después de mi llegada a este mundo Panameño; mundo en que nuestra familia, como gentes habían participado en ser panameños, como mi joven Tío Eric J. y su hermano Vicente, quienes fueron estudiantes del Instituto Nacional de Panamá, escuela prestigiosa a la que estaba a punto de inscribirme apenas terminara mis estudios primarios.

Esta historia continuará.

One response to “El Dr. Fairweather y los Doctores Espirituales

  1. I do not know their exact names but there was an assistant whose name was “Tata” who kept the office of Dr. Fairweather immaculate and “Bebe” who was a lab assistant for Dr. Fairweather.