Las Iglesias Caseras

Ritual en la iglesia Pocomania de Jamaica, lo más parecido a nuestras iglesias Beji Nite en Panamá.  Imagen gracias al Jamaica Gleaner.

Ritual en la iglesia Pocomania de Jamaica, lo más parecido a nuestras iglesias Beji Nite en Panamá. Imagen gracias al Jamaica Gleaner.

Muy pronto yo estaría mostrando interés en la capillita Católica Romana muy conocida en nuestro barrio, situada en la cresta de la loma de nuestro Barrio de San Miguel. La capilla quedaba cerca y detrás de el Edificio Magnolia y se iba muy pronto a convertir en un icono del barrio en donde íbamos a crecer.

En todo caso, esta etapa de mi vida era como un ensueño y me gustaba espiar, por así decirlo, analizando con mi naturaleza inquisitiva, las peculiaridades de mi gente. Fue tal mi curiosidad que, con el tiempo, comencé a considerar seriamente la idea de querer ser persona educada mas allá de la secundaria, alguien que tomaba en serio la religión. Comencé a ponerle mucha atención a los discursos del Reverendo Nightengale o a cualquier político que se presentaba para hablarle al pueblo.

De hecho, me había tornado muy reservado, sobretodo, con la gente que me rodeaba y me negaba a iniciar conversación seria hasta con mi familia o contemporáneos sobre cualquier tema que yo consideraba “substancial”.  A menudo me escapaba de casa para estacionarme como guardia en las afueras de lo que mis familiares llamaban las iglesias “Beji-nite” o iglesias caseras- Home church.

De cierto modo me convertí en un “fantasma sentado junto a la puerta,” en estar espiando las sectas religiosas inusuales como eran las Beji-nite. Me parecía que esas iglesias eran las únicas expresiones tradicionales de mis gentes Westindian, iglesias que yo reconocía personalmente y que me habían fascinado. Incluso, tuve intenciones en un tiempo de unirme a ellas particularmente cuando me di cuenta que la congregación se componía casi en su totalidad de mujeres de mi etnia Afro-Antillana.

Siendo Negro, Afro Antillano y Cristiano se había vuelto, a veces, tan confuso como era tratar de descifrar a mi gente en casa. Mientras tanto, comencé a sentir que la naturaleza independiente del protestantismo cristiano se convertiría en una parte integral de mi vida religiosa que era la vida de la mayoría de panameños Westindian en Panamá. Las Iglesias Beji-Nite que yo había empezado a visitar con mi abuela, en particular, se habían convertido en la experiencia reveladora que necesitaba para entender lo que yo había llegado a aceptar como la verdad acerca de mi pueblo del Silver Roll de la Zona del Canal de Panamá.

Esta historia continuará.

Leave a Reply