A Nuestros Santos y Antepasados

La levitación de San Martín de Porres. Imagen gracias a bylovealone.

Las antiguas tumbas de nuestros antepasados en el Cementerio Silver Corozal.

Queremos exhortar a toda la comunidad de Westindian históricamente reconocida como los residentes originales y de facto de la Ciudad de Colón y zonas de la ciudad de Panamá y Bocas del Toro en hacer un esfuerzo especial para honrar a sus antepasados hoy en El Día de los Muertos.

Además de ser la principal fuerza laboral del primer ferrocarril intercontinental en las Américas, el Panamá Railroad (1849-1855), también sacrificaron sus vidas e integridad física en masa para prosperar la construcción del Canal de Panamá en ambas instancias de los gobiernos franceses y americanos en ambas ciudades terminales de Colón y Panamá.

Nuestros antepasados del antiguo Silver Roll, esos inmigrantes provenientes de las islas caribeñas anglo parlantes, fueron los primeros en darle a esas peculiares ciudades de Colón y Panamá su aire cosmopolita y civilizado mientras le daban la bienvenida a los millones de visitantes del mundo entero.

También queremos recordarles, nuestros queridos lectores, que mañana, como las bandas de marcha y muestras de patriotismo se exhiben con todo su fervor y sentimiento de profundo nacionalismo digno de una nación soberana, es también el día en que la Iglesia Católica conmemora a San Martín de Porres (1579-1639) ya que el 3 de noviembre es su día de Santo. Es un santo muy querido en toda América Latina y debe recordarse y venerarse más en Panamá puesto que fue hijo de un español y una madre negra panameña oriunda de La Chorrera.

También es el patrón de las personas de raza mixta y de las personas que buscan la justicia inter-racial, un hecho desconocido por muchas personas; sin embargo es algo que necesitamos conocer acerca de nuestra cultura única especialmente a la luz de todos los últimos sucesos en la Ciudad de Colón. De hecho, tenemos historias especiales desconocidas por muchos con respecto a los pensamientos de este querido Santo, tales como él consideraba todo trabajo sagrado sin importar lo humilde o servil el labor.

Recuerden también que debido al racismo rampante dentro y fuera de la Iglesia tardó 323 años para que esta universalmente amada figura fuera canonizada finalmente por el Papa Juan 23 en 06 de mayo de 1962.

Le hacemos un llamado de exhortación a que visiten a los cementerios de Monte Esperanza en Colón y Silver Corozal en Ancón, que, gracias a La Ley 348 de 17 de marzo de 2012 han sido declarados patrimonio nacional.

Comments are closed.