Las No-Reconocidas English Schools 2da Parte

Columbia Teacher’s College en Nueva York sería el destino para muchos de los becados negros de la Zona del Canal.

A pesar de que ambas autoridades gubernamentales, tanto los panameños como los de la antigua Zona del Canal, nunca realmente reconocieron los esfuerzos y los logros de las escuelas de barrio de la etnia Westindian, los habitantes de esas zonas sí las reconocieron como los centros de aprendizaje de sus comunidades.  Las escuelas perseveraron a pesar de todos los obstáculos sociales e institucionales que se les montaban a todo paso y produjeron ciudadanos que llegaron a ser reconocidos como las mejores mentes de Panamá en su época.

En el año de 1930 llegaría a la República de Panamá un equipo de acreditación de la Universidad de Columbia en Nueva York. En realidad habían llegado a inspeccionar el sistema en la Zona y la educación impartida por las escuelas para estudiantes del Gold Roll (los blancos) para ofrecer becas a esas escuelas a candidatos prometedores a quienes, eventualmente, enviarían a los Estados Unidos. Estos estudiantes serían los que seguirían sus estudios de postgrado.

Ya que el grueso de la población en la Zona del Canal era de raza negra del Silver Roll, y, además, la que tenía el mayor número de alumnos, el equipo no pudo obviar su visita a estos centros. No sorprende que las condiciones que encuentran en las escuelas Silver Roll serían esas con las mayores deficiencias y en condiciones deplorables. A este equipo estadounidense le fue innegable que las escuelas del Silver Roll estaban en un estado lamentable y vergonzoso ya que se trataba de la estelar Zona del Canal de Panamá.

Este equipo evaluador queda tan impactado negativamente por lo que observaron en las escuelas “de la gente de color” que en su pliego de conclusiones,  La Encuesta Hardt,  opinan que “sólo la ineficiencia y personas mala-ajustadas saldrían producto de las ‘escuelas de color’ en la Zona del Canal, si las condiciones persistiesen.” En respuesta a la necesidad tan evidente, los investigadores recomendaron que grupos de estudiantes negros quienes se consideraban como candidatos para la formación del profesorado, fueran enviados becados a los E.E.U.U. con la estipulación de que regresaran a Panamá a enseñar en las escuelas de la Zona del Canal.

Sin embargo, años mas tarde, a su regreso a Panamá, la mayoría de los becados quienes ahora se encontrarían entre las mejores mentes de sus tiempos- jóvenes brillantes- habían decidido que no iban a enseñar en las escuelas de la Zona del Canal bajo el sistema racista de “Jim Crow”.

Algunos se unieron para ser fundadores de sus propias escuelas privadas de los barrios mientras que, en su mayoría, ellos fueron contratados por el nuevo sistema educacional privado impulsado por la Constitución Panameña de 1946. Cabe destacar que las constituciones de turno de 1941 y 1946 jugaron su papel en prohibirle a los maestros de la raza Westindian de poder abrir y operar sus escuelas sin antes depositar $15,000 con el gobierno de Panamá como capital inicial.

Esta historia continúa.

Comments are closed.