La Inauguración de la “Gran Zanja” y los Cementerios Patrimoniales

En esta imagen de la entrada del Cementerio de Corozal podemos apreciar el aspecto segregado del camposanto. A la izquierda el lado “Silver Roll” y a la derecha, el lado del Gold Roll, The Corozal American Cemetery and Memorial.

Aunque fueron tiempos que apremiaba la inauguración del proyecto maravilla del mundo, fueron también los principios de la época de operaciones de lo que se llegó a conocer como la “Gran Zanja,” tiempos en que los obreros negros aun seguían siendo la mayoría entre los empleados de la Zona del Canal y aquello incluía la fuerza laboral panameña en todo el país.

Además de ser los primeros y preferidos obreros en toda la obra canalera y ferrocarrilera, llegarían a ser los obreros indicados para el trabajo en ese nuevo Cementerio de Corozal fundado en 1914, obreros de la misma etnia antillana, todos, aunque equivocadamente, conocidos como los jamaicanos. Normalmente, esos trabajadores negros elegidos para el importante trabajo del cementerio nuevo eran los hombre y mujeres que habían quedado lisiados ya sea por accidentes en alguna parte de la obra canalera o por haber contraído alguna de las muchas enfermedades de los tiempos.

Estos jornaleros, a consecuencia de su precario estado de salud no iban a poder volver a sus trabajos en lugares que requerían obreros sanos y fuertes. Así que fungían muy bien como cuidadores de fosas, podadores, cuidadores del paisaje, y trabajadores en el crematorio que se construye ahí.

Adicionalmente, en esos tiempos ya nos encontramos con algunos jóvenes Westindian que se habían alistado en el ejercito de los Estados Unidos de Norteamérica y, luego de sobrevivir la guerra, serían reconocidos como veteranos de la Primera Guerra Mundial. Así vemos como, desde su inauguración en 1914, el cementerio tanto de Corozal como el de Monte Esperanza en Colón tendrían su utilidad para recibir los esperados fenecidos de las guerras al llegar los tiempos de la Secunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea y hasta la Guerra de Vietnam.

Además de suplir sus necesidades de entierro de militares aliados que por el destino llegasen a tierra panameña o por ser empleados del Canal de Panamá, estos cementerios patrimoniales han llegado a ocupar lugar de destino turístico ya que numerosos turistas estadounidenses, europeos y muchos otros lugares del mundo lo visitan como parte de la ruta canalera.

En todo este relato del orígen de los cementerios, subrayamos la existencia del sistema segregacionista de los Americanos y, sobretodo, el Cementerio de Corozal mantuvo su aspecto y su organización segregado por raza hasta nuestros tiempos actuales puesto que justo antes de la reversión en el 1999 se pasa la Ley# 24530 , Ley número 21 junio del año 2000, G.O. 24081,  que asienta el lugar de The Corozal American Cemetery (el lado del Gold Roll en los mismos predios del complejo del camposanto) y lo coloca bajo la protección, administración y mantenimiento de la Embajada Norteamericana. Todo esto, mientras que la parte “Silver Roll”, se entrega al la administración y control del Municipio de Panamá.

Esta historia continúa.

Comments are closed.