Armando Fortune- ‘Sin el Negro Panamá no Sería Panamá’

Imagen gracias a la Biblioteca Nacional

De no ser por el legado intelectual/literario del Profesor Armando Fortune (1921-1979) nosotros en Panamá no tendríamos la dicha de celebrar el mes de la Etnia Negra.

Con todo el respeto y el reconocimiento que se merece el Honorable Claral Richards Thompson tanto como el Diputado Osman Gomez, quienes gestionaron la Ley #9 del 30 de Mayo dándole fundamento legal nacional al Día de la Etnia Negra, el Profesor Fortune, como predecesor, fecundó la tierra para que todo esto pudiera suceder.  Mas allá de valiente, fue un verdadero campeón por la causa del reconocimiento de la vital presencia y contribución del negro en la cultura Panameña.

Armando Fortune, a quien tuve la gran suerte de conocer en el 1975, nace el 16 de febrero de 1921 en Ciudad Panamá.  Entre otros oficios fue educador, economista, periodista, secretario privado de Ricardo J. Alfaro, y “luchador incansable para el reconocimiento del aporte del negro a la nacionalidad panameña.”  Fue, además, miembro de la Academia Panameña de la Historia y la Academia Panameña de la Lengua.  En su discurso de aceptación para esta última así presentó el tema que tanto lo había apasionado toda su vida:

“Desde hace muchos años, por razones de índole personal, comenzamos a escudriñar la vida panameña, y en seguida nos salió al paso el negro. Era natural que así fuera, puesto que sin el negro Panamá no sería Panamá. Como elemento humano de gran consideración en la población total del Istmo, el negro panameño no podía seguir siendo ignorado. Era necesario estudiar ese factor integrante de la panameñidad; pero, cosa rara, hasta ese entonces, nadie lo había estudiado con el detenimiento y la objetividad que ese grupo se merecía, y parecía que nadie lo quería estudiar; más bien se quería ocultar; y que hasta el mismo negro, y especialmente el mulato, querían olvidarse de sí mismo, “tristísimo fenómeno de autodenigración”, como diría el Dr. Fernando Ortíz, y así, en esta forma, olvidar su pasado, como a veces el leproso oculta a los demás la desgracia de sus lacerías.”

Así comenzamos esta serie sobre la figura reservada y sin pretensiones del Profesor Armando Fortune, una de las figuras intelectuales mas obviadas de Panamá a pesar de su extraordinaria brillantez.  En nuestra próxima entrega esperamos desarrollar el concepto único del Profesor Fortune – “Panamá es un Sancocho”.

Esta historia continúa.

Comments are closed.