Un Tesoro Entre la Basura

Entre la basura encontré mi tesoro, periódico y cartón viejo para iniciar mis propias lecciones.

Retomando la odisea de mi pequeña familia que, poco a poco, parecía sucumbir a la desintegración, yo trataba de manejar mis temores a mi manera.

Así, entonces, busqué el área de la basura detrás de nuestro estrecho caserón, tratando de encontrar materiales para practicar mis escrituras. Lejos de nuestra actual realidad que tenemos expendios de útiles escolares, supermercados y almacenes repletos de cuadernos, papel, plumas etc., en mi niñez el papel escaseaba y entre el basurero y los desechos de mi entorno familiar encontré lo más accesible- papel viejo de periódico y cartón.

Como una pequeña rata fui almacenando mis materiales y las fui escondiendo debajo de la gran cama de mis padres para luego esperar pacientemente mi oportunidad para aprender a descifrar y formular palabras.

Ya que mi hermanita Aminta y yo nos encontrábamos en casa solos la mayor parte del tiempo, me propuse situarme cómodamente bajo la cama grande donde dormían mis padres para practicar mis escritos sobre el cartón antiguo y, a veces medio sucio, en blanco. Comienzo a trazar las letras impresas de los viejos diarios para así crear palabras que aun no entendía. De alguna manera las palabras comenzaron a tomar sentido en mi mente y así fui aprendiendo palabras tanto en ingles como en español puesto que yo hallaba viejas ediciones del Panama Tribune junto a los diarios en español.

Cuando no podía dedicarme a mi nuevo empeño, yo buscaba desesperadamente atraer la atención de mis padres. Tanto mi madre como mi padre mostraban señales de descontento.  Mi papá, por ejemplo, parecía estar eternamente insatisfecho.  Eran tiempos de descontento generalizado en su trabajo en La Zona del Canal y a uno de mis tíos le habían impedido incluso buscar trabajo en la Zona del Canal.

Todos los trabajadores del Silver Roll murmuraban sus temores de ser despedidos al recibir una de las famosas cartas de reducción de fuerzas sobretodo en las bases militares como Clayton en donde laboraba mi padre.

Esta historia continúa.

Comments are closed.