Las Bodas entre Los del Silver Roll

Imagen de una boda Afro Antillana de 1912. Foto gracias al Sr. Gerge Westerman

Imagen de una boda Afro Antillana de 1912.
Foto gracias al Sr. George Westerman

Un matrimonio Westindian Panameño cerca de 1930. Imagen gracias al Señor G. W. Westerman

Un matrimonio Westindian Panameño cerca de 1930.
Imagen gracias al Señor G. W. Westerman

El año de 1935 fue año de primicias en el frente estadounidense, creo yo. La primera emisión de la comedia “Fibber McGee & Molly” ocurrió el 16 de abrile de ese año, y el que fue icono del pop musical, ese Elvis Presley, también nació ese mismo año. También fue ese el mismo año en que el Congreso de los Estados Unidos aceptó la propuesta para su “New Deal,” la “Nueva Propuesta Economica” del Presidente F.D.Roosevelt. En cambio en el Panamá de 1935, fue año en que mis padres de la etnia Silver decidieron formalizar su noviazgo con casarse.

Lo que contaron de la fiesta matrimonial fue que había resultado ser ocasión memorable, fiesta que muchos de sus amistades y miembros de sus familias recordarían durante muchos años después. Mi padre, Cobert, no escatima pagar en medida alguna esos preparativos, cosas como las vestimentas, alimentos y el transporte en vehículos lujosos, además de los arreglos florales y demás en la iglesia. De hecho, eran tiempos en que las bodas “Silver” de los años 30 y 40 de nuestra era eran las mas ostentosas.

Esas bodas fueron mas que ostentosas creo yo, muy lejos de las bodas de sus antepasados quienes eran inmigrantes, además que eran bodas que normalmente estuvieron apresuradas y asunto preparado entre las parejas individualmente. Entre los de décadas anteriores a menudo implicaba tan solo preparativos que fueron tan sólo, la solicitud de licencia de matrimonio con las autoridades de la Zona del Canal, para luego tener una ceremonia sencilla, escasamente asistida en iglesia cristiana de la localidad.

Así fue el caso de mis abuelos paternos de Fanny McKenley y Joshua Reid, quienes viajaron juntos a hacer la solicitud para su licencia de matrimonio, eran en la improvisada y temporal Ciudad de Emperador de 1912. La Citadela de Emperador fue uno de los sitios originales en que se encontraban todas las oficinas administrativas de la Zona del Canal, incluyendo esa oficina que emitía licencias de matrimonio y certificados de nacimientos y defunciones a los trabajadores y sus conjugues.

Momentos en la historia eran en que vivieron mis abuelos todos, aunque mis paternos habían llegado a esa ciudadela en tren, así que después de obtener su certificado de matrimonio partieron en tren desde ahí. Procedieron a estar recorriendo en tren toda la “Gran Zanja”, como en un viaje de recién casados en luna de miel, ya que todavía era sitio y escena de las grandes excavaciones para unir los océanos, ya que todavía no eran momento en que esos sucedería. Me cuenta mi abuela que aquello para ella fue un paseo agradable y muy placentero, algo que a ella quedaría como muy buenos recuerdos, de cómo sus gentes Westindian habían estado contribuyendo enormemente en la construcción de esa maravilla del mundo moderno.

La abuela mucho después me contaba que ella había llegado a esa Ciudadela de Negros llamado Paraíso en el mes de febrero de 1912, y que era esa la misma ciudadela en donde mi abuelo su pretendiente desde Jamaica, era hombre importante que muy poco después habría que dirigirse a sus labores, como Director del Dispensario Médico. Entre tanto aquel día se pasaron a la Primera Iglesia Wesleyana de Paraíso, unas de las iglesias segregadas para los obreros de la raza negra, para el intercambios de sus votos matrimoniales.

Para ella fue esa una sencilla ceremonia asistida tan sólo por los testigos, y unas cuantas amistades quienes eran miembros de la Iglesia. Luego se pasaron a estar debajo de unas de las viviendas en donde tuvieron la recepción. Ella cuenta que no había nada de bailes o de beber licor aunque permanecieron en ese lugar conviviendo con amigos todo ese día, y hasta un día mas de asueto, hasta que mi abuelo Joshua tuvo que regresar a su empleo.

Aquellos fueron los días poco después de la llegada de las mujeres, en su mayoría comprometidas con algún obrero, o mujeres quienes también deseaban verse pudiendo encontrar empleo como cocineras, lavanderas, amas de llave, niñeras o sirvientas. Los recién casados tenían que estar en busca de vivienda, por ser que los hombres que vivían en esos cuarteles de puro varones, había cedido sus cuartos a los recién llegadas damas y en esa hora recién casados. Entre tanto cuanta la abuela que eran cuartos muy pequeños y que eran muy calurosos y que no estuvieron adecuados para parejas algunas o necesariamente para la crianza de familia alguna.

Llegarían los días en que luego se iban a tener que mudar a la ciudad de Panamá abandonando la zona del canal, por ser que estuvieron teniendo una creciente familia, así fue que Joshua había empezado en serio en busca de nuevas oportunidades de vivienda.

Hemos de notar que no todas las bodas Silver de esa época de construcción del Canal de Panamá, fueron tan Espartanas, como podemos notar en la primera imagen arriba, pero después suntuosas eran de llegar a ser algunas. Entre tanto en su mayoría, sin embargo, tenían todas algo en común, que era eso de que después de la boda, en su mayoría las parejas tendría que volver a situaciones de viviendas, que eran totalmente inadecuadas para el desarrollo sano de familia alguna. Las buenas viviendas, en su mayoría, simplemente no existían y las familias tenían que conformarse con cuartos en asentamientos, que antes eran cuarteles para militares con habitaciones pequeñas, sumamente calientes e incómodas que a menudo carecían de instalaciones de agua y de alcantarillado para baños siquiera.

Como veremos en la próxima entrada que veinte a treinta años más tarde las bodas llegarían a ser mucho más costosas y bien asistidas. Entretanto, sin embargo, el problema habitacional iba a seguir siendo obstáculo para llegar familias a tener forma saludable de vida aun en los barrios para esas familias Silver Roll de Panamá.

Esta historia continuará.

 

3 responses to “Las Bodas entre Los del Silver Roll

  1. Los recuerdos de casamiento. Las bodas están cada vez más sofisticadas y glamorosas. La presencia y la cobertura de los recuerdos de casamiento deben resultar únicas y llamativas. Muchas veces la opción de que modo recogerse presenta un recuerdo de casamiento que le da una apariencia memorable. No os olvidéis desazón esos recuerdos de casamiento son un modo de agradecer a los invitados su auxilio. Los recuerdos o recordatorios de casamiento pueden ser decorativos, complementando los adornos de las mesas del banquete o el próximo de la fiesta. Como sucede con todos los demás adornos de la boda, los obsequios deben espejar la jerarquía de puntualidad de la casamiento y la condición de la pareja.

  2. Me ha encantado este escrito. Mi familia materna apellido Morales Valdés, vivieron en sus inicios en Emperador y la casa que ellos ocupaban, estaba ubicada en un alto, según me contó mi abuela Evangelina Morales Valdés.

    Al llegar los estadounidenses a Emperador, les gustó su ubicación, y quisieron instalar las oficinas de la gobernación allí. Por lo que les construyeron su nueva casa justo en frente.

    Por lo que podemos afirmar que la primera gobernación de los Estados Unidos en Panamá, fue instalada en la casa propiedad de la familia Morales Valdés.

    • Doña Eduviges,
      Gracias por su atinada y bien redactada nota. Afirma correctamente aquello de que Emperador había existido mucho antes de que llegaran los Estadounidenses. En cambio, nuestros ancestros Jamaicanos se habían ya establecido como vecinos desde los tiempos del ferrocarril norteamericano (Panama Railroad) y Ud. me podrá confirmar los hechos reveladores de que la fecha de 1914 cambiara por completo los aspectos de la vida de los pobladores panameños de esa zona ya que desmantelaron muchos de los pueblos cercanos a las áreas de construcción.

      Nuevamente, gracias por su comentario.

      Señor Roberto A. Reid