Las Primeras Escuelas Westindian en Panamá 1ra Parte

Escuela “English School” en San Miguel circ. 1935

 

Maestro Alfred E. Osborne

Los fundadores de las primeras escuelas para mi fueron los maestros Westindian, aunque nunca había escuchado hablar de otros maestros que no fueran de mi raza Westindian, o los Schoolmasters como les solían llamar en la comunidad. Al llegar a esos momentos de mi vida en que llegue a la edad de poder asistir a escuela alguna eran los primeros años de la década de los 1940, y fueron mis comienzos de lidiar con una infancia plagada de mucha tristeza cuando encontré entre esos maestros algunos que tuvieron significado especial para mi.

Desde mi humilde perspectiva los Maestros de raza Negra Westindian fueron los que iniciaron no sólo las primeras escuelas en el idioma Inglés en Panamá, aun mas me atrevo a declarar que entre los años de 1850-1905 hablar de escuelas de cualquier tipo significaba estarse refiriendo a instituciones de aprendizaje dirigidos por esos abnegados señores. Aunque iba a estar yo llegando en esos tiempos de mi historia cuando iba a estar cambiando esas instituciones o escuelas de cualquier tipo en una pequeña nación como lo era nuestro Panamá. Hasta ese año de 1940 el país estuvo realmente casi desprovista de instituciones de enseñanza, que revelaría que era así en esos primeros cincuenta años de su historia como nación republicana.

Como habría de seguir siendo con profesionales de la etnia Westindian, esos profesores de la raza negra, iban a permanecer desconocido y olvidados del todos, si no fuese por personas como este su servidor y algunas otras almas agradecidas, quienes desde muy temprana edad llegarían a estar tomando en cuenta lo crucial que fue para nosotros, como niños que crecíamos en esos barrios urbanos llegar a recibir una educación de primera clase. El sólo estar escuchando a persona alguna mencionar a esos Venerables docentes me llenan de un especial regocijo. Enterado como lo estuve que ellos fueron los precursores de haber formado ese carácter nuestro tan singular, como agentes formadores realmente ayudaron en el desarrollo de nuestros carácter Panameño Westindian.

Echemos un vistazo a la cronología del Sr. Anthony McLean, a quien debemos las mil gracias agradecidos por encontrar que tan temprano en nuestra historia como a eso de 1893 fueron principios de la primera escuela privada administrada para las gentes Westindians en Panamá fue la de la Academia Christ Church una Iglesia Cristiana en la Ciudad de Colón, situada en la calle 3ra y localmente conocida como la Escuela del Señor Blake y permaneció así durante muchos años. Sería que iba a permanecer así hasta llegar al año de 1986 cuando cambiarían su nombre a Colegio Episcopal de Cristo.

Como ya hemos informado, los Maestros Westindian de Panamá estuvieron involucrados en la Zona del Canal en los años en que se fundaron las primeras Escuelas Silver tan a temprana era de nuestra historia como fue el año de 1905. La Escuela Negra de Culebra que esta hoy en día bajo las aguas que hacen funcionar el canal, fue fundada a tan tempranas horas como al año después de que los estadounidenses comenzaran a reanudar las excavaciones del Canal Francés. Esos profesores de color en la escuela Silver de Culebra fueron algunos de los primeros maestros Westindian, en esos entonces quienes estuvieron presentes en toda la República de Panamá y fueron todos oriundos de la isla de Jamaica, con muy pocas excepciones.

Sin embargo, iba a resultar ser que como la vida en las plantaciones fue estilo de vida, básicamente trasplantada en su totalidad al país por los estadounidenses después que finalizara la construcción del ferrocarril a tempranas horas de la historia como lo era entre 1849-1855, el aire de represión en la Zona Americana en esos primeros momentos de la República luego iba a hacer que los profesores Negros Westindian movieran sus operaciones a otras áreas del país. Estas áreas recién pobladas estaban en crecimiento como ciudades y prestaban un aire más receptivo a la enseñanza de niños coloreados por estar bajo las jurisdicciones gubernamentales Panameñas.

La creciente población negra Westindian también había comenzado a muy tempranas horas de la historia a estar llegando a esos sitios que pronto llegarían a ser áreas urbanas. Reconocieron el efecto dañino de esa educación racista de la Zona Americana iba a tener sobre el autoestima en el desarrollo de los niños de su raza negra. Así fue que al llegar ese año de 1920, cuando la escuela Silver en La Boca Zona del Canal había abierto sus puertas, las ciudades de Colón y Panamá tenían mas oportunidades educacionales para niños del Silver Roll que los que ofrecían en la Zona del Canal estadounidense. En 1921 la Escuela de San Vicente, que fue la primera escuela primaria para la educación con orientación de institución académicas para hijos de residentes Westindian fundada en Calidonia. Su primer director y dedicado educador fue el distinguido Señor Samuel Stewart.

En el año de 1938 el Sr. Alfred Osborne, un educador nacido en la isla de Antigua, escribió un manual titulado, “Objetivos Generales de las Escuelas de Color de la Zona del Canal,” que serviría como guía de la integración de hijos de trabajadores Westindian en la Zona Americana del Canal de Panamá a la sociedad panameña. Bien se puede decir que el Dr. Osborne fue quien inició ese proceso de la Reversión a Panamá de Zona del canal a control de manos panameñas con ese su proyecto de “panameñizacion” de la educación de jóvenes de la etnia negra Westindian.

Para negros de la etnia Westindian jóvenes como adultos inscritos en las clases de las escuelas nocturnas las oportunidades educativas, puestas a su disposición por profesores Westindian que organizaron esas clases serían un regalo de Dios, ya que la mayoría de ellos aún no había podido asistir las escuelas ni en sus islas, ni en Panamá por temor a ser rechazados. Los profesores y maestros eran a menudo tan sólo ciudadanos comunes de la comunidad, si llegáramos a ser tan insolentes como para denominarles como “comunes,” cuando ellos sentían ese llamado a embarcarse en esa gran misión de llegar a estar educando a su pueblo.

Muchos de estos maestros eran personas brillantes en todas las ramas de sus intereses personales y con orgullo se prendían al descubrir entre sus estudiantes alguna alma brillante y prometedora. No muy pocos de esos profesores que estaban llegando al país fueron personas que habían estado trabajando de docentes en su país de origen, y pronto encontraron trabajo en las escuelas oficiales del Gobierno de Panamá que comenzara a estarlos añadiendo a su todavía incipiente sistema educativo.

El auge económico provocado por las renovadas actividades de las construcciones desde los primeros años de finales de siglo hizo que la Zona del Canal y las ciudades costeras a sus extremos que quedaran casi desiertas comenzaran a verses como fueron finalmente redescubriertas haciendo de ellas nuevas zonas urbanas. Los empobrecidos ciudadanos nativos provenientes de áreas agrarias llegarían a estar poblando esas áreas como residentes, en zonas de las ciudades en donde la etnia Westindian había sido, los principales moradores y residentes. Todavía al llegar a la década de 1930 el Gobierno de Panamá no había propulsado su sistema educativo para hacerle frente a la repentina y urgente necesidades de jóvenes y niños quienes estuvieron listos para recibir la educación primaria.

Las escuelas para una abultada población de familias hispano parlantes, quienes estuvieron invadiendo las ciudades eran prácticamente inexistentes, lo que da lugar a la aparición de otra clase de elite en los muy pocos afortunadas familias que estuvieron suficientemente ese poder económico para recibir algún tipo de educación primaria, por lo general, en escuelas Católicas.

Esta historia continuará.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>