Entre Los Calypsonians, Lord Kitchener

Aldwyn Roberts o Lord Kitchener

El trovador Lord Kitchener (1922-2000) cuyo nombre verdadero era Aldwyn Roberts, fue canta/autor y uno de los mágicos símbolos del género de música llamado calipso, símbolos que influenciaron importantemente a nuestros trovadores aquí en Panamá. El artista nació en la aldea de Arima, Trinidad y Tobago, el 18 de abril de 1922. Su padre, Stephen Roberts, fue herrero y su Señora madre, Alberta, ama de casa.

Aldwyn Roberts fue mejor conocido en su país por el apodo de Lord Kitchener un seudónimo derivado de un valiente soldado británico y formidable aviador, cuyo nombre fue famoso en Trinidad en los momentos en que Aldwyn comenzara su carrera como cantautor Calypsonian popular. Siempre fue llamado cariñosa y simplemente “Kitchener” o “Kitchie,” por sus muchos admiradores y sus fanáticos, tanto como sus amigos y conocidos.

Kitchener fue un genio musical en los años durante la segunda guerra mundial y sus grabaciones del calipso se hicieron famosas por su popularidad en los Carnavales de la época. Como piezas elegidas para las novedosas bandas de grupos musicales de los “Tambores de Acero” se llegaron a tocar en las llamadas “Competiciones Panorama.” En cada temporada de Carnavales de las islas Caribeñas de Trinidad y Tobago se hacían esos desfiles en grupo entonando una u otra canción atraída por el público presente.

Lord Kitchener se hizo nombre popular entre los de las Marchas en grupo de músicos, por su versatilidad y en su tiempo llegaría a dominar las competiciones de la famosa Marcha sobre Carretera o “Road March,” durante muchos años. Resulta ser ganador del título de Monarca del Carnaval y se le concede a sus composiciones primer reconocimiento por ser las escogidas entre las más populares en ese ritmo de caminata al estar a la vez tocando tambores en los Carnavales.

Algunas de sus canciones ganadoras del importante Road March son, “El camino Hecho para Caminar en día de Carnaval,” seguida por “Mama, este es Mas,” y luego “Mi Pussin,” que introduce términos que inventan los trovadores calipsonios. Estas canciones llegan a ser muy codiciadas por muchos años después de los Carnavales de esos tiempos de guerra en Trinidad y Tobago, recorriendo luego todo el mundo anglosajón y el Caribe británico.

La divertida “Mama Mira una Banda Pasando,” y “Lai Fook Lee, Lowsee Ay,” inicia la incursión en las competiciones de canciones enfocando en el aprecio por los niños por el Carnaval y la inclusión de la cultura y lengua China. Con “Margie,” “Sesenta y Siete,” y “Mas en el Madison Square Garden,” procuran no olvidar su fanaticada en la ciudad de Nueva York. La animada “Rainorama” alude a que la lluvia nunca detiene a un carnaval. De manera vertiginosa sigue ampliando la tremenda fama mundial de el “Kitchie” en esos años antes de que llegara a la escena el Gorrión o el “Mighty Sparrow.”

Nuestro Kitchener llegaría a ser uno de los pioneros en el género musical del Calipso con sus producciones musicales originales y a la vez entretenidas. Generalmente, muy atinado a los temas sociales del día, sus composiciones no dejaban de tener relevancia en el hoy por hoy del pueblo. Sus canciones, sin embargo, siempre reflejaban el genio de su capacidad de crear melodías vibrantes y composiciones atractivas basándose en temas simples. Es considerado como uno de los mayores Calypsonians del siglo XX y precursor de los tiempos en que aparece el Gorrión Poderoso, el Mighty Sparrow de nuestra época moderna.

Artículo tomado de Last.fm

Esta historia continuará.

Leave a Reply