El Control Social y las Escuelas “Silver”- 2nda Parte

Una muy antigua Escuela “Silver” en Culebra circ. 1910. Se pueden
observar algunos alumnos blancos que probablemente formaban parte
del Silver Roll de las familias Españolas, Turcas, y otros europeos.
Imagen: czimages.com

Llega el momento en nuestra historia en que se considera que los de la raza “jamaicana” dominaban la excelencia educativa entre los profesores de cualquiera de las razas, y que esos jamaicanos dominaban las filas de los profesores del “Silver Roll”. Son sumamente codiciados como profesores, sobretodo esos candidatos que habían trabajado en la enseñanza por tres o más años, y que eran graduados de la High School o la secundaria.

A aquellos candidatos reclutados se les ofrecía entrenamiento en la Normal y recibían $60.00 por mes trabajando en el Gold Roll o “planilla de Oro.” Comparado con los profesores estadounidenses que cobraban un promedio de $90.00 a $100.00 (USD) esos salarios de pobreza para los profesores Silver Roll significaba su retención en la planilla de los pobres ya que no se les aumentaba el salario. Además, el tamaño de las clases en las escuelas “Silver” era de promedio de 115 estudiantes y una mezcla de estudiantes de todas las edades, que generalmente creaba una situación agotadora y extremadamente desafiante para tanto estudiantes como para los profesores.

Aun entre el 1910 y 1911 el superintendente de escuelas norteamericano reclutaba profesores en Kingston, Jamaica, y por 1915 el tamaño medio de la clase todavía se aproximaba a 65 estudiantes. Incluso esos niveles de hacinamiento hacían que acudiesen a la escuela por un tiempo muy pocos alumnos. La sobrepoblación entre los Silver todavía no había sido hecha obligatoria por no poderse acomodar un número de los niños de edad escolar que era la mitad de los que realmente estuvieron de edad par acudir a las escuelas.

Mientras que a los alumnos de raza blanca estadounidenses se les orientaba a la preparación universitaria, a los niños negros los mantenían hacinados en salones de clase dolorosamente atestadas, y usando lo que sobrara de las escuelas del Gold Roll y eso si acaso podían conseguirlas. De hecho, los administradores americanos asumían que los alumnos de raza Negra eran intelectualmente deficientes, criterio que los hacían obligatoriamente tener que asistir a la escuela los 12 meses del año sin ningunas vacaciones. Luego los profesores Westindian, como amos de la enseñanza, agregaban a esa atmósfera de control total acentuando el aprendizaje a manera de memoria absoluta, disciplinada, acompañada de la oración religiosa a diario, y el culto de los modales. Esto, en efecto, mantuvo a la juventud negra bajo supervisión adulta a lo largo de todo el año escolar.

Los historiadores versados en el tema han concluido que esas “políticas educativas para las escuelas de los niños de raza negra… se convirtió en una de estar preservando el estatus quo… de poder mantener al Westindian y sus proles dentro de las postulas de ser meros trabajadores peones.” Al llegar los años del periodo de las construcciones de escuelas oficiales comenzaron a organizar clases vocacionales para la juventud de raza negra para que pudiesen ocupar los empleos de rango bajo en las escalas laborales.

Es notorio que muy pocas personas están enteradas de que es un hecho que los ciudadanos panameños y los Westindian que laboraban en la antigua Zona del Canal, y no los ciudadanos norteamericanos, pagaban los impuestos que mantenían vigente a todos los centros educacionales en toda la Zona del Canal. En otras palabras, los obreros y trabajadores Westindian y los nativos de Panamá aportaban el recurso económico para una educación de calidad para la juventud blanca norteamericana mientras que sus propios hijos recibían una educación sumamente inferior.

Es notario que esto ejemplo no representaba una influencia “civilizante” que impartían los norteamericanos partiendo de los hechos que ocurrieron en que el sistema educativo se había convertido en instrumento de control total, pagado por los que fueron controlados.

Los datos aquí publicados en esta entrega fueron compilados de la obra de Michael L. Conniff, “Black Labor on a White Canal- Panama, 1904-1981.

Esta historia continuará

Comments are closed.