Bacalaito con Té de Hinojo de Anís

Caisimón o Hinojo de Anís (piper auritum)

Caisimón o Hinojo de Anís (piper auritum)

Bacalaítos fritos o Codfish Bakes

Eran momentos de mi vida en que no dejaba de impresionarme del hecho de que estuve en la compañía de una mujer anciana y, sin embargo, era una de las mujeres más hermosas de su generación. Luisa había retenido ese encanto de mujer joven y, cuando pude, sin delatar mi admiración, me dedicaba a estarla observando. Me decía yo mismo, entre sorbos del vital aire que nos mantiene con vida en esta tierra, “O, mírala, como ha retenido esa mirada y la virtud de mujer jovencita.” Eran las cosas que se me ocurrían cuando notaba que nuevamente nos interrumpían para entregarnos, una vez más, algún platillo o aperitif.

El decorado platillo parecía ser compuesto de bolitas de frituras que mantenían su calor de recién fritas. Las jóvenes mujeres llegaban hacia nosotros casi con reverencial respeto y aquello me hizo, nuevamente, pensar que nuestra anfitriona definitivamente no era la “típica abuela nonagenaria.” Cuando, finalmente, pude probar de las exquisitas frituras mis exclamaciones revelaron que aquello que saboreaba en la boca no lo había probado desde que era niño. No pude reservar la inevitable exclamación, “O, Dios mío, esto está riquizimo!”

Saboreaba cada pedazo de los “Codfish Bakes,” o el riquizimo “Bacalaito Frito” que inmediatamente fue acompañado de una taza del magnífico “Té de Monte” con leche. Tomaba todo el tiempo necesario para degustar ese magnífico platillo hasta poder identificar la sabrosa hoja del “Caisimón,” que los panameños llaman “Hinojo de Anís,” y que tiene nombre en la botánica de piper auritum.

Tomábamos sorbos del dulce brebaje azucarado con leche con ese sutil sabor a anís que calmaba y que, a la vez, era una tibia bebida placentera que deleitaba las emociones. El Caisimón es una de las hojas predilectas de algunas tropas de monos selváticos que la emplean untándosela por todo el cuerpo para protegerse de los insectos como los molestosos mosquitos. Siendo los únicos adultos sentados en la sala disfrutando de la merienda, vimos que, repentinamente, los jóvenes y los niños entraban a la sala atraídos por el sabroso almuerzo.

La muchachada que había estado por mucho tiempo afuera avanzó como hordas de una tribu de Hunos listos para devorarse todo lo que veía a mano. Alguien entre los jóvenes puso música de gusto para los adolescentes, luego aparecieron unas jóvenes y sus madres y tías para arrearlos afuera nuevamente para el alivio de los ancianos que solo comenzaban a disfrutar de su conversación.

Esta historia continuará.

2 responses to “Bacalaito con Té de Hinojo de Anís

  1. Donde se consigue hinojo de anis en Panamá hoy día?

Leave a Reply