Nosotros los Plebeyos y Nuestros Héroes

Imágenes: Abajo busto
del General Victoriano Lorenzo

Hemos hablado de los hijos del Arrabal, gentes que aun, en nuestro día, están esparcidos como semilleros para los días de la cosecha de votos por la elite de las clases rechazantes y exclusivistas de nuestros países de América Latina.

Somos en realidad aquellos quienes han heredado un país por las luchas de nuestra clase de los barrios bajos y de campiñas rurales, los que aun tenemos que batallar por el país que todavía tiene que recordar vergonzosos episodios que nunca se recordarían en los salones de historia de nuestras instituciones de enseñanza en toda nuestra maltrecha República de Panamá.

Sumamente injuriados, esperamos que se hagan accesibles lugares en donde podamos hacer memoriales dedicados a nuestros héroes Panameños. Lugares que serían accesibles a todos nuestros ciudadanos y visitantes extranjeros, sobretodo en los predios de Calidonia, dedicados a las victoriosas batallas ganadas por el General Victoriano Lorenzo. Sin embargo, continuamos viendo ese vacío mercantil que no es dedicado a panameño alguno ni a nuestro único héroe de esa gesta llamada Guerra de los Mil Días.

El ilustre Victoriano Lorenzo es el único héroe que nos queda de esa era tan dolorosa para nosotros los de las gentes del pueblo, o es que nos quedaría esperar que agotemos todo espacio y esfuerzo a hacer héroes de la conquista Española; además de tener que esperar que los que todavía tienen esa adoración con los signos y símbolos Españolistas reemplacen a nuestro reales héroes de la patria Panameña.

Es aquello que nos han inculcado, cuando han olvidado a nuestro héroe indígena General Lorenzo, que, para nuestra clase política, es solamente otro más de los indígenas insignificantes, indígenas a quienes quisiéramos seguir explotando y que para nosotros no debe significar cosa alguna. En realidad no ha habido otro como el General Victoriano Lorenzo, uno que nunca dejo de dar la cara y el cuerpo por ver mejorar a su comunidad y hasta la guerra enfrentó para que tuviéramos hoy memorial a su nombre y a una semblanza de patria.

Volvamos a dar la cara y oponernos a estar estudiando guerras y eventos que no tienen sentido para nosotros como Panameños. Más bien, abramos batalla campal contra los que quisieran por siempre acallar nuestras voces. Nosotros los que hemos heredado a estos ancestros que vienen de las masas comunes de Panamá, debemos tener sitios accesibles en donde venerar la memoria de “los nuestros.”

Marquemos cada centímetro de nuestro terruño patrio con imágenes de esos que hicieron unir nuestra madre patria cuando los que menos importaban a la patria la hacia llorar desde sus entrañas y entregaron el país para que extranjeros la dividieran como pastelillo de azúcar.

Esta historia continúa.

One response to “Nosotros los Plebeyos y Nuestros Héroes

  1. Victoriano Lorenzo es parte del pensamiento liberal que lucho en todo Colombia por las libertades y en contra de conservatismo retardario, y su lucha por las libertades y derechos e igualdades en la patria fue en ese momento para el (Colombia entera) esa era la patria por la que lucharon todos para bien o para mal en la guerra de los mil dias ( como en la guerra civil de Estados Unidos , los del sur y norte por la libertad y la abolición de la esclavitud) no solo en Panamá se luchó contra el régimen conservador y contra el poder militar que le era leal, en todo Colombia se combatió, Lamentablemente sus amigos, el después presidentes, Belisario Porrras y Manuel Amador, le abandonaron, los conservadores panameños mucho más. El hecho que se revindicara al General Victoriano Lorenzo, como batallador contra la opresión conservadora y en defenza de los debiles, y se hiciera esa revindicación en forma tardia, es precisamente por el hecho que el su lucha no fué por la Independencia y o Soberania o Ciudadanía Panameña, sino con el pensamiento de todos los próceres que lucharon en esa guerra para intentar traer la igualdad y la Justicia a toda la nación. Otra cosa es que la Separación de Colombia tubo su momento en el fin de esa guerra por razones que aun merecen nuestro estudio y análisis juicioso de la historia de la cual no debemos avergonzarnos, porque es esta la que nos recuerda el precio de la adquisición de la madurez para ser una nación y patria soberana como somos hoy en Panamá.